Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

miércoles, 5 de noviembre de 2008

LA MUJER INTERIOR. CHRIS GRISCOM

EJERCICIO PARA LA COMUNIÓN CON LA MUJER INTERIOR.
Cierra los ojos. Realiza una inspiración profunda e inspira luz. Al exhalar, imagina que expulsas todos los pensamientos que llenan tu cabeza. Inspira luz y amor y expira negatividad, miedos, celos, dudas, indecisiones, deja que vayan saliendo con cada exhalación y cada vez que inspiras te sentirás mas vació de pensamientos y sentimientos. Cuanto mas vació te sientas, mas te expandirás. Toma conciencia de que llenas todo el espacio de la habitación y cuando consigas experimentar esa sensación de expansión, pide a la Mujer Interior, a la energía femenina que llevas dentro, que se materialice. Acepta la primera forma que percibas, veas u oigas.
En un principio puede presentarse de forma simbólica, como una flor o una cascada. Puede tener la apariencia de una mujer o de un mistico. Acepta la forma como una manifestación de la energía femenina, tal como vive en este momento en tu interior.
Una vez que hayas establecido contacto con la Mujer Interior, siente la naturaleza de su energía. ¿Parece dominante o asustada? Limítate a sentir la energía que irradia y que te rodea. Inspira esa energía para que impregne todas y cada una de tus células.
Ruega a la Mujer Interior que toque tu cuerpo y observa donde lo toca. En el momento del contacto permite que tus sentidos se concentren, que se inmovilicen, para que puedas percibir la calidad del tacto, la temperatura, la presión, las sensaciones de tu cuerpo.
Cuando hayas percibido su contacto, pregúntale que ofrenda te pide para equilibrarse en tu vida, obtendrás una respuesta telepática o veras un símbolo, el objeto o color que ella requiere. Imagina esa ofrenda entrando por la parte superior de tu cabeza, como si procediera del universo, y luego entrégasela a ella desde la zona del estomago o el plexo solar. Observa el punto en que ella la incorpora dentro de su cuerpo y la forma en que la modifica.
A continuación, pídele que te ofrezca un don representado por un símbolo, un objeto o un color que se integre en tu vida consciente. Podría tratarse de un olor, un color o un objeto que tenga un significado profundo para tu psique. Es probable que no comprendas el sentido de ese don pero lo que entienda tu mente lineal no tiene importancia. Limítate a pedir un don que te permita integrarla en tu vida. En cuanto sientas que el don te ha sido concedido incorpóralo a tu cuerpo y presta atención al sitio por donde penetra.
Una vez incorporado en tu cuerpo siéntelo en ese sitio y luego como si intentaras hacer una replica traza un dibujo de el en todas y cada una de los trillones de células de tu cuerpo, grábalo en todas ellas. Cuando sientas el don en tu interior, repara en el cambio energético producido o en cualquier sentimiento o sensación que experimentes.
Luego atrae a la Mujer Interior dentro de tu cuerpo y siente como este se abre para darle cabida. Observa la forma en que penetra en tu cuerpo y el lugar por donde lo hace.
Notarás que la experiencia consciente de la Mujer Interior, como parte integrante de tu ser, contribuye a hacerte sentir mas vivo.
Extracto de "La fusión de nuestras energías" Chris Griscom.

Blogalaxia