Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

jueves, 25 de diciembre de 2008

ORACIÓN DE PETICIÓN

Padre nuestro que estas en los cielos...Hoy, Dios Amado, nos acercamos a Ti con el corazón triste pero esperanzado. Tenemos una petición. Juan Mellado Manzano de 61 años está atravesando una situación crítica en su estado de salud. Hace unos días que le operaron de corazón, hubo problemas en la intervención y las cosas se han ido complicando. Está en coma inducido y sufre infección en el riñón. Juan es un hombre fuerte y amoroso. Tú le conoces. Solamente Tú decides el destino de las personas, pero desde aquí, Te pedimos con toda humildad, que derrames sobre Juan Tu Cascada de Amor Infinito para que pueda recuperarse sin secuelas. Oh Dios derrama sobre Juan la Luz de la curación y que las células de su cuerpo recuperen la salud perfecta. Envía Tu Luz de Sabiduría Divina sobre los médicos que le atienden para que sus decisiones sean las correctas. Que el Espíritu Santo acompañe y consuele a sus familiares que tanto están sufriendo. Padre nuestro que estas en el cielo...Decid la oración que mas se acomode a vuestro sentimiento.

HÁGASE TU VOLUNTAD
CURACIÓN
Ahora, vamos a llamar al espíritu de Juan, si no se presenta no insistimos, si no lo visualizamos podemos imaginarle delante de nosotros. Vemos su pecho. Acercamos nuestras manos a su corazón y de nuestras palmas sale un chorro de luz verde que va limpiando, curando, drenando, podemos ver como la luz verde absorbe todas las células en mal estado. Como si fuera una aspiradora, va retirando, limpiando la infección y succionando la sangre que encharca los pulmones y el corazón, este potentísimo rayo desatasca y purifica sus riñones. Ponemos luz verde en sus riñones. Ahora ponemos un potente chorro de luz rosa que sale de nuestras palmas sobre todo su pecho, todo su trono, todo su cuerpo.
Le enviamos luz azul y lo rodeamos con un potente chorro de luz azul cobalto que mantiene todas las células en perfecta salud y forma. Colocamos nuestras palmas sobre su cabeza y ponemos luz violeta por todo su cuerpo. Por último cerramos su contorno con luz blanca como si estuviera dentro de un huevo protector.
Visualizamos a Juan hablando con sus familiares y celebrando la vida. Con su salud perfecta. Así es.
Agradecemos a las Fuerzas Universales de la Luz, a los Seres de los Siete Rayos y al Cristo en cada uno de nosotros Su asistencia en este tratamiento. GRACIAS.

Blogalaxia