Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

miércoles, 16 de junio de 2010

LA LUZ DE MI CIUDAD


“La Luz de mi ciudad”
Todas las mañanas Apolo guía su carro de oro hacia lo alto del cielo. La Tierra entera se llena de luz. Doce horas más tarde, el carro dorado desciende en el horizonte y se esconde detrás de las montañas y el mar. La oscuridad se apodera de la Tierra.
Cuando la claridad asoma entre la neblina de la mañana, cinco millones de diminutas chispas comienzan a pulular por mi ciudad. Parecen separadas si las miras desde abajo, pero en la altura se ve claramente que son una sola Luz. Van, vienen, saben a dónde van, de donde vienen. Vistas desde arriba solo están. 
En la Plaza del Encuentro se vence y se separa la mañana. Repostan los caballos venidos desde el Este. Refulgen, en mitad del cielo los radios de plata. Va descendiendo el Sol hacia el Oeste y tiñendo la tarde de oro liquido, de rosas y de azules, rubíes y zafiros. Desde este mirador improvisado parece un corazón el orbe entero. Un corazón reflejo de mi misma, espejo del Universo.
“Yo Soy la Luz del Mundo” dijo, y por ende eso es lo que “YO SOY”.
Cuando el sol ha cumplido y la negra sombra va cubriendo el cielo con capa de brea, el brillo dorado de sus corazones se transforma en placida calma.
Mi ciudad es luminosa, pacífica y acogedora. A veces creo que es un beso de Dios. Solo veo su luz.
También hay nubes de ceniza. Y "hay gentes que viven como lobos, necesitan dientes y garras, usan coraza protectora, su vida es una lucha cruel por la supervivencia”.
No pueden ver su luz.
En la puerta del Sol brillan todos los soles. Los ojos despiertos de mil razas miran con prisa salvaje las manecillas lentas de las horas. El horizonte se traga hoy sus rayos de esperanza. Pero las Horas, las amables Horas, brillantes en los cielos, llegarán mañana cargadas de riqueza y una vida mejor.
7.10.08 Madrid. Maite Galiana





ME HA GUSTADO ESTA CANCIÓN DE MARIANO MORES QUE OS DEJO

Blogalaxia