Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

miércoles, 30 de junio de 2010

REFLEXIONES DE ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS MES DE JULIO

JULIO
1 de JULIO
LO MEJOR PARA HOY
Los principios que hemos establecido son guías para nuestro curso.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 56
Así como un escultor usa diferentes herramientas para lograr los efectos deseados en una obra de arte, en Alcohólicos Anónimos se usan los Doce Pasos para obtener resultados en mi propia vida. No me abrumo con los problemas de la vida ni por la cantidad de trabajo que está por hacer. Me permito el consuelo de saber que mi vida está ahora en las manos de mi Poder Superior, un maestro artesano que está integrando cada parte de mi vida en una única obra de arte. Trabajando mi programa puedo estar satisfecho con saber que "haciendo lo mejor que podemos, por hoy, estamos haciendo todo lo que Dios nos pide".

2 de JULIO
EL CORAZÓN DE LA VERDADERA SOBRIEDAD
Encontramos que nadie tiene por qué tener dificultades con la espiritualidad del programa. Buena voluntad, sinceridad y una mente abierta son los elementos para la recuperación. Pero estos son indispensables.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 269
¿Soy lo suficientemente honesto para aceptarme como soy y dejar que ese "Yo" sea el que vean los demás?. ¿Estoy dispuesto a hacer todo esfuerzo, todo lo necesario para mantenerme sobrio? ¿Tengo la amplitud de mente para escuchar lo que debo escuchar, pensar lo que debo pensar y sentir lo que debo sentir?
Si mi respuesta a estas preguntas es "Sí", quiere decir que sé lo suficiente respecto a la espiritualidad del programa para estar sobrio. Cuando continúo practicando los Doce Pasos, avanzo hacia el corazón de la verdadera sobriedad: serenidad conmigo mismo, con otros y con Dios como yo Lo concibo.

3 de JULIO
EXPERIENCIA: LA MEJOR MAESTRA
Carentes aún de experiencia y recién hecho nuestro contacto consciente con Dios, es probable que no recibamos inspiración todo el tiempo.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 81
Algunos dicen que la experiencia es la mejor maestra, pero yo creo que es la única maestra. Yo he podido apreciar el amor de Dios para mí solamente por la experiencia de mi dependencia de ese amor. Al principio no podía estar seguro de Su dirección en mi vida, pero ahora veo que si soy lo suficientemente atrevido como para pedirle Su orientación, tengo que actuar como si El me la hubiera dado. A menudo le pido a Dios que me ayude a recordar que El tiene el camino para mí.

4 de JULIO
UNA FE NATURAL
. . . en lo más profundo de cada hombre, mujer y niño, está la idea fundamental de Dios. Puede ser oscurecida por la calamidad, la pompa o la adoración de otras cosas; pero en una u otra forma, allí está. Porque la fe en un Poder superior al nuestro y las demostraciones milagrosas de ese poder en las vidas humanas, son hechos tan antiguos como el mismo hombre.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 51
Yo he visto las obras del Dios invisible en las salas de A.A. por todo el país. Los milagros de recuperación son evidentes por todas partes. Ahora creo que Dios está en esas salas y en mi corazón. Hoy la fe es tan natural en mí, antiguo agnóstico, como el respirar, comer y dormir. Los Doce Pasos me han ayudado a cambiar mi vida de muchas formas, pero ninguna es tan eficaz como la adquisición de un Poder Superior.

5 de JULIO
UNA NUEVA DIRECCIÓN
Nuestros recursos humanos bajo el mando de nuestra voluntad no eran suficientes, fallaban completamente . . . Cada día es un día en el que tenemos que llevar la visión de la voluntad de Dios a todos nuestros actos.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 42-79
Yo oigo hablar del alcohólico "sin fuerza de voluntad", pero yo soy una de las personas con más fuerza de voluntad de la tierra. Ahora sé que mi increíble fuerza de voluntad no es suficiente para salvar mi vida. Mi problema no es asunto de "fuerza de voluntad" sino de dirección. Cuando yo, sin minimizarme falsamente, acepto mis verdaderas limitaciones y recurro a Dios para que me dé su orientación, entonces mis peores faltas se convierten en mis mejores ventajas. Mi fuerte voluntad, correctamente dirigida, me hace seguir trabajando hasta que las promesas del programa se convierten en mi realidad cotidiana.

6 de JULIO
IDENTIFICAR EL TEMOR . . .
El principal activador de nuestros defectos ha sido el miedo egocéntrico . . .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 81
Cuando me siento incómodo, irritado o deprimido, busco el temor. Esta "maligna y corrosiva hebra" es la raíz de mi aflicción: Temor de fracasar; temor de las opiniones de otros; temor del daño, y muchos otros temores. Yo he encontrado un Poder Superior que no quiere que yo vivía atemorizado y, como resultado, a experiencia de A.A. en mi vida es libertad y alegría. Ya no estoy dispuesto a vivir con la multitud de defectos de carácter que caracterizaban mi vida cuando bebía. El Paso Siete es mi vehículo para la liberación de estos defectos. Rezo para que me ayude a identificar el temor escondido bajo los defectos, y luego le pido a Dios que me quite ese temor. Este método siempre funciona para mí y es uno de los grande milagros de mi vida en Alcohólicos Anónimos.

7 de JULIO
. . . Y DESPRENDERSE DE EL
. . . primordialmente el miedo de perder algo que ya poseíamos o fallar en conseguir algo que exigíamos. al vivir sobre una base de exigencias insatisfechas, nos manteníamos en un estado de continua perturbación y frustración. Por consiguiente, no tendríamos paz a menos que pudiésemos encontrar los medios de reducir esas exigencias. La diferencia entre una exigencia y una sencilla petición resulta obvia para cualquiera.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 81
Para mí, la paz es posible solamente cuando renuncio a mis expectaciones. Cuando estoy atrapado en pensamientos respecto a lo que yo quiero y lo que debo recibir, estoy en un estado de temor o de anticipación inquieta y esto no conduce a la sobriedad emocional. Yo debo rendirme - una y otra vez - a la realidad de mi dependencia de Dios, porque entonces encuentro la paz, la gratitud y la seguridad espiritual.

8 de JULIO
UNA LIBERTAD SIEMPRE CRECIENTE
En el Paso Siete es donde hacemos el cambio en nuestra actitud que nos permite, con la humildad como nuestra guía, salir de nosotros mismos hacia los demás y hacia Dios.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 81
Cuando finalmente le pedí a Dios que me liberase de esas cosas que me estaban apartando de El y de la luz solar del espíritu, me embarqué en el viaje más glorioso que me hubiera podido imaginar. Experimenté una liberación de aquellas características que me tenían envuelto en mí mismo. Debido a este Paso de humildad, hoy me siento limpio.
Estoy especialmente consciente de este Paso porque ahora puedo ser útil a Dios y a mis compañeros. Sé que El me ha concedido la fortaleza para hacer Su voluntad y me ha preparado para cualquier persona o cosa que se me presente hoy en mi camino. Verdaderamente estoy en Sus manos, y doy gracias por la alegría de poder ser útil hoy.

9 de JULIO
SOY UN INSTRUMENTO
Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 75
El tema de la humildad es difícil. Humildad no es pensar en mí mismo menos de lo que debo; humildad es reconocer que yo hago bien ciertas cosas, es aceptar cortésmente un elogio.
Dios puede hacer por mí sólo lo que puede hacer por medio de mí. La humildad es el resultado de saber que Dios es el que lo hace, no yo. A la luz de este conocimiento ¿cómo puedo sentirme orgulloso por mis logros? Yo soy un instrumento y cualquier trabajo que parezca estar haciendo es hecho por Dios a través de mí. diariamente le pido a Dios que me libre de mis defectos, para que pueda con más libertad ocuparme de mis asuntos de A.A. de "amor y servicio".

10 de JULIO
HACIA LA PAZ Y LA SERENIDAD
Cuando les hemos dado una mirada cabal a esos defectos, los hemos discutido con otra persona, y hemos llegado a estar dispuestos para que sean eliminados, nuestro parecer acerca de la humildad empieza a tener un significado más amplio.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 79
Cuando se presentan situaciones que destruyen mi serenidad, frecuentemente el dolor me motiva a pedirle a Dios claridad para ver mi papel en la situación. Admitiendo mi impotencia, humildemente le pido aceptación. Me esfuerzo por ver cómo mis defectos de carácter han contribuido a la situación. ¿Podría haber sido más paciente? ¿Era intolerante? ¿Insistí en salirme con la mía? ¿Tenía miedo? Según se van revelando mis defectos, pongo a un lado mi independencia y humildemente le pido a Dios que me libre de mis defectos de carácter. Puede que la situación no cambiar, pero cuando practico la humildad, disfruto de paz y serenidad que son los beneficios naturales de poner mi confianza en un poder superior a mí mismo.

11 de JULIO
UN MOMENTO CRUCIAL
Un momento crucial en nuestras vidas tuvo lugar cuando buscábamos la humildad como algo que realmente deseábamos, y no como algo que estábamos obligados a tener.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 80
La manera de vivir de A.A. se convierte en vida de alegría o regreso a la obscuridad y a la desesperación del alcoholismo. La alegría me llega cuando mi actitud concerniente a Dios y a la humildad se torna en actitud de deseo y no de carga. La obscuridad de mi vida se convierte en luz resplandeciente cuando llego a darme cuenta de que ser honesto y sincero al hacer mi inventario, resulta en una vida llena de serenidad, libertad y alegría. Se profundiza la confianza en mi Poder Superior y un baño de gratitud cae sobre todo mi ser. Estoy convencido de que ser humilde es ser sincero y honesto respecto a mí mismo y a Dios. Entonces la humildad es algo que "realmente deseo", y no "algo que debo tener".

12 de JULIO
RENUNCIAR AL CENTRO DEL ESCENARIO
Porque sin cierta dosis de humildad, ningún alcohólico puede permanecer sobrio . . . sin ella, la vida no tiene un fin muy útil, o, en la adversidad, no pueden reunir la fe que se necesita para afrontar cualquier emergencia.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 75
¿Por qué pongo tanta resistencia a la palabra "humildad"? Yo no soy humilde ante otra gente, sino ante Dios, como yo lo concibo. Humildad significa "demostrar un respeto sumiso", y al ser humilde me doy cuenta de que yo no soy el centro del universo. Cuando bebía, el orgullo y el egocentrismo me consumían. Creía que el mundo entero giraba a mi alrededor, que yo era el capitán de mi destino. La humildad me hace posible depender más de Dios para que me ayude a vencer mis obstáculos y mis propias imperfecciones para poder desarrollarme espiritualmente. Tengo que resolver problemas más difíciles para aumentar mi pericia y cuando encuentre los obstáculos de la vida pueda aprender a vencerlos con la ayuda de Dios. La comunión diaria con Dios demuestra mi humildad y me hace darme cuenta de que un ser más poderoso que yo está dispuesto a ayudarme si dejo de tratar de hacer, yo, el papel de Dios.

13 de JULIO
LA HUMILDAD ES UN REGALO
Mientras colocáramos primero la confianza en nosotros mismos, una genuina dependencia de un Poder Superior era completamente imposible. Ese ingrediente básico de toda humildad, el deseo de buscar y hacer la voluntad de Dios, había faltado.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 77
Cuando recién llegué a A.A. yo quería encontrar algo de esa elusiva cualidad llamada humildad. No me daba cuenta de que estaba buscando la humildad porque creía que éste me ayudaría a lograr lo que quería, y que yo haría cualquier cosa por otros si creía que Dios me compensaría por ello. Ahora trato de recordar que la gente que encuentro en el transcurso de mi día está tan cerca de Dios como yo voy a estar mientras esté en esta tierra. Tengo que rezar para saber cuál es la voluntad de Dios hoy, y ver cómo puede ayudar a otra gente mi experiencia de esperanza y dolor; si puedo hacer esto, no tengo que buscar la humildad, ella me ha encontrado.

14 de JULIO
UN INGREDIENTE NUTRITIVO
En donde antiguamente la humildad había significado el amargo alimento para reconocer los erres, empieza ahora a significar el ingrediente nutritivo que puede darnos la serenidad.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 79
¿Con cuánta frecuencia me concentro en mis problemas y frustraciones? Cuando estoy pasando un "buen día", estos mismos problemas disminuyen de importancia y mi preocupación por ellos mengua. ¿No sería mejor si pudiera encontrar una fórmula para dar rienda suelta a la "magia" de mis "días buenos" y aplicarla a los pesares de mis "días malos?"
¡Ya tengo la solución! En vez de tratar de huir de mis dolores y desear que se vayan mis problemas, puedo rezar por obtener la humildad. La humildad curará el dolor. La humildad me sacará de mí mismo. La humildad, esa fortaleza concedida para mí por ese "poder superior a mí mismo" es mía sólo con pedirla. La humildad devolverá el equilibrio a mi vida. La humildad me hace posible aceptar alegremente mi condición humana.

15 de JULIO
ORGULLO
Durante miles de años hemos estado exigiendo más de lo que nos corresponde de seguridad, prestigio y amoríos. Cuando parecía que estábamos teniendo éxito, bebíamos para buscar sueños mayores aún. cuando estábamos frustrados, aunque fuera en parte, bebíamos para olvidar. Nunca había suficiente de lo que pensamos que queríamos.
En todos esos esfuerzos . . . el obstáculo paralizador había sido nuestra falta de humildad. Habíamos carecido de la perspectiva para ver que la formación del carácter y los valores espirituales tenían que estar en primer lugar, y que las satisfacciones materiales no eran el objetivo de la vida.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 76
Una y otra vez me acercaba al Paso Siete, sólo para retroceder y reconsiderar. Algo me faltaba y se me escapaba el impacto del Paso. ¿Qué había pasado por alto? Una simple palabra: la había leído pero la había ignorado, la base de todos los Pasos, en verdad de todo el programa de Alcohólicos Anónimos - esa palabra es "humildemente".
Sabía cuáles eran mis defectos: constantemente posponía mis tareas; me enojaba fácilmente; sentía mucha autoconmiseración; y me preguntaba, ¿por qué yo? Entonces recordé, "el orgullo va antes de la caída", y eliminé el orgullo de mi vida.

16 de JULIO
"UN GRADO DE HUMILDAD"
En cada caso, el dolor había sido el precio de admisión a una nueva vida. Pero este precio de admisión había comprado más de lo que nosotros esperábamos. Esto trajo un grado de humildad que pronto descubrimos que cura el dolor.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 80
Fue doloroso renunciar a tratar de controlar mi vida, aunque el éxito me había eludido, y cuando la vida se me hacía muy dura yo bebía para escapar. Lograré aceptar la vida como es por medio de la humildad que experimento cuando entrego mi voluntad y mi vida al cuidado de Dios como yo lo concibo. Con mi vida bajo el cuidado de Dios, el temor, la incertidumbre y la ira, ya no serán las respuestas a aquellas partes de mi vida que preferiría que no me sucedieran. El dolor de vivir esos momentos será aliviado por el conocimiento de que he recibido la fortaleza espiritual para sobrevivir.

17 de JULIO
ENTREGA Y AUTOEXAMEN
Mi estabilidad me llegó por tratar de dar, no por exigir que se me diera.
Es así como yo creo que puede resultar la sobriedad emocional. si examinamos cualquier disturbio que tengamos, grande o pequeño, encontraremos que en la raíz de éste hay alguna dependencia malsana y su consecuente exigencia también malsana. Renunciemos, con la ayuda de dios, a estas exigencias paralizantes. Entonces quedaremos libres para vivir y amar; podremos, consecuentemente, ser capaces de dar un Paso Doce hacia nuestra propia sobriedad emocional y la de otros.
* EL LENGUAJE DEL CORAZÓN, p. 238
Años de dependencia del alcohol para alterar mis humores me privaron de la capacidad de relacionarme emocionalmente con mis compañeros. Creía que tenía que ser autosuficiente, tener confianza sólo en mí mismo, motivarme a mí mismo y todo en un mundo de gente en quienes no se podía confiar. Finalmente, perdí mi dignidad y me quedé con mi dependencia, falto de cualquier habilidad para confiar en mí mismo o creer en nada. La entrega y el autoexamen mientras compartía con los recién llegados me ayudaban a pedir ayuda humildemente.

18 de JULIO
AGRADECIDO POR LO QUE TENGO
Durante el proceso de aprender más acerca de la humildad, el más profundo resultado de todos fue el cambio de nuestra actitud ante Dios.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 80
Hoy en día mis oraciones consisten mayormente en decirle gracias a mi Poder Superior por mi sobriedad y por la maravilla de la generosidad de Dios, pero también tengo que pedir ayuda y fortaleza para cumplir con Su voluntad para conmigo. Ya no tengo que pedir a dios que a cada momento me rescate de situaciones en las que caigo por no hacer su voluntad. Ahora parece que mi gratitud está directamente ligada a la humildad. Mientras yo tenga la humildad para sentirme agradecido por lo que tengo, Dios continúa dándome lo que necesito.

19 de JULIO
FALSO ORGULLO
Muchos de nosotros que nos habíamos considerado religiosos despertamos a la limitación de esta actitud. Al no aceptar poner a Dios en primer lugar, nosotros mismos nos habíamos privado de Su ayuda.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 80
Muchas falsas concepciones operan en el falso orgullo. La necesidad de dirección para vivir una vida decente se satisface con la esperanza experimentada en la Comunidad de A.A. Aquellos que han seguido el camino por años - un día a la vez - dicen que la vida centrada en Dios tiene posibilidades ilimitadas para el desarrollo personal. Al ser esto así, los veteranos en A.A. transmiten mucha esperanza.
Doy gracias a mi Poder Superior por hacerme saber que El obra por medio de otra gente, y la agradezco por nuestros servidores de confianza en la Comunidad quienes ayudan a los nuevos miembros a rechazar sus falsos ideales y adoptar aquellos que los guían hacia una vida de compasión y de confianza. Los veteranos de A.A. animan a los recién llegados a "despertarse" - para que puedan "llegar a creer". Le pido a mi Poder Superior que me ayude a vencer mi falta de creencia.

20 de JULIO
LIBERADOS DE DEFECTOS
Pero ahora las palabras, "Por mí mismo nada soy, el Padre hace las obras", empezaron a adquirir un significado brillante y esperanzador.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 80
Cuando pongo el Séptimo Paso en acción debo recordar exactamente lo que dice. No dice "Humildemente le pedimos que nos ayudara o que nos diera la fortaleza o el valor para librarnos de nuestros defectos". El Paso dice simplemente que Dios me librará de mis defectos. El único trabajo que tengo que hacer es "pedir humildemente", lo que, para mí, significa pedir con el conocimiento de que yo por mí mismo soy nada, el Padre dentro de mí "hace las obras".

21 de JULIO
UN DON INAPRECIABLE
Para esta etapa, según toda probabilidad, hemos alcanzado hasta cierto punto la liberación de nuestras desventajas más arrolladoras. Disfrutamos de momentos en los cuales hay algo parecido a la verdadera tranquilidad de espíritu. Para aquellos de nosotros que hasta ahora sólo hemos conocido la excitación, depresión o ansiedad (en otras palabras, todos nosotros), esta paz recién encontrada resulta un don inapreciable.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 79
Estoy aprendiendo a "desprenderme" y "dejarlo en manos de Dios", a tener una mente abierta y un corazón dispuesto a recibir la gracia de Dios en todos mis asuntos; de esta manera puedo experimentar la paz y libertad que vienen como resultado de la entrega. Se ha demostrado que un acto de entrega, que se origina en la desesperación y en la derrota, puede convertirse en un continuo acto de fe, y que la fe significa libertad y victoria.

22 de JULIO
"LO BUENO Y LO MALO"
"Creador mío, estoy dispuesto a que tomes todo lo que soy, bueno y malo".
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 71
La alegría de la vida está en dar. Ser liberado de mis defectos, para poder ser servicial más libremente, permite que crezca en mí la humildad. Mis defectos pueden ser humildemente puestos bajo el amoroso cuidado de Dios y ser eliminados. La esencia del Paso Siete es la humildad y qué mejor manera de buscarla que dar todo lo que soy - bueno y malo - a Dios, para que El pueda liberarme de lo malo y devolverme lo bueno.

23 de JULIO
LE PIDO A DIOS QUE DECIDA
"Te ruego que elimines de mí cada uno de los defectos de carácter que me impiden ser útil a Ti y a mis semejantes".
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 71
Después de haber admitido mi impotencia y tomado la decisión de poner mi vida y mi voluntad al cuidado de Dios, como yo lo concibo, no soy yo quien tiene que decidir cuáles defectos deben ser eliminados, ni el orden en que deben serlo, ni el plazo de tiempo en el que tienen que ser eliminados. Le pido a dios que decida cuáles defectos me impiden ser útil a El y a otros, y luego le pido humildemente que me los elimine.

24 de JULIO
AYUDAR A OTROS
Nuestras mismas vidas, como exbebedores problema que somos, dependen de nuestra constante preocupación por otros y de la manera en que podamos satisfacer sus necesidades.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 18
Mi problema era el egocentrismo. Toda mi vida la gente había estado haciendo cosas por mí y yo, no sólo lo esperaba, sino que era malagradecido y estaba resentido porque no hacían más. ¿Por qué debía ayudar a otros cuando eran ellos los que debían ayudarme a mí? Si otros tenían dificultades, ¿no se lo merecían? Yo estaba lleno de autocompasión, de ira y de resentimiento. Entonces llegué a darme cuenta de que ayudando a otros, sin esperar recompensa, podría superar esta obsesión egoísta, y también que si yo comprendía la humildad, conocería la paz y la serenidad. Ya no necesito beber.

25 de JULIO
AQUELLOS QUE TODAVÍA SUFREN
En cuanto a nosotros, si descuidamos a quienes aún sufren, ponemos en inmediato peligro nuestras vidas y nuestro sano juicio.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 160
Yo conozco el tormento de beber obsesivamente para calmar mis nervios y mis temores. También conozco el dolor de la sobriedad forzada. Hoy yo no olvido a la persona desconocida que sufre quietamente, retirada y escondida en el desesperado alivio de beber. Le pido a mi Poder Superior me dé su orientación y el valor para estar dispuesto a ser Su instrumento y llevar dentro de mí compasión y acciones generosas. Que el grupo continúe dándome el valor para hacer con otros lo que no puedo hacer solo.

26 de JULIO
EL "VALOR" DE LA SOBRIEDAD
Todo grupo de A.A. debe mantenerse completamente a sí mismo, negándose a recibir contribuciones de afuera.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 169
Cuando salgo de compras miro los precios y si necesito lo que veo, lo compro y lo pago. Ahora que estoy en rehabilitación, tengo que corregir mi vida. Cuando voy a una reunión, tomo café con azúcar y crema, algunas veces más de una taza. Pero a la hora de la colecta, o estoy muy ocupado para sacar dinero de mi cartera o no tengo lo suficiente, pero estoy ahí porque necesito esta reunión. Oí a alguien sugerir que se debe echar en la cesta el precio de una cerveza y pensé ¡eso es demasiado! Casi nunca doy un dólar. Como muchos otros, yo confío en que los miembros más generosos financien la Comunidad. Me olvido que se necesita dinero para el alquiler del local de reuniones, comprar café, leche, azúcar y tazas. Gustoso pago un dólar por una taza de café en un restaurante después de la reunión; siempre tengo dinero para eso. Así es que, ¿cuánto vale mi sobriedad y mi paz interior?.

27 de JULIO
DAR LIBREMENTE
Haremos todos los sacrificios personales necesarias para asegurar la unidad de Alcohólicos Anónimos. Y lo hacemos porque hemos aprendido a amar a Dios y a nuestros semejantes.
A.A. LLEGA A SU MAYORÍA DE EDAD, p. 235
Ser automantenido por mis propias contribuciones nunca era uno de mis puntos fuertes durante mis días de alcohólico activo. Dar tiempo o dinero siempre tenía que llevar una etiqueta con precio.
Como recién llegado se me dijo que "tenemos que darlo para mantenerlo". Cuando empecé a adoptar los principio de Alcohólicos Anónimos en mi vida, muy pronto me di cuenta de que es un privilegio dar a la Comunidad como una expresión de la gratitud sentida en mi corazón. Mi amor a Dios y a otros se convirtió en el factor motivador de mi vida, sin ningún pensamiento de recompensa. Ahora me doy cuenta de que dar libremente es la manera en que Dios se expresa a través de mí.

28 de JULIO
AQUELLOS QUE AUN SUFREN
Tratemos de resistir a la orgullosa idea de que si Dios nos ha permitido el éxito en una determinada área, por ello estamos destinados a convertirnos en un conducto de gracia salvadora para todos.
A.A. LLEGA A SU MAYORÍA DE EDAD, p. 223
Los grupos de A.A. existen para ayudar a los alcohólicos a alcanzar la sobriedad. Grande o pequeño, firmemente establecido o recientemente formado, de oradores, de discusión o de estudio, cada grupo tiene solamente una razón de ser: llevar el mensaje al alcohólico que aún sufre. El grupo existe para que el alcohólico pueda encontrar una nueva manera de vida, una vida abundante de felicidad, de alegría y libertad. Para recuperarse, la mayoría de los alcohólicos necesitan el apoyo de un grupo de otros alcohólicos quienes comparten su experiencia, fortaleza y esperanza. Así, mi sobriedad y la supervivencia del programa dependen de mi determinación a poner primero lo primero.

29 de JULIO
REGALOS ANÓNIMOS DE BONDAD
Cuando éramos alcohólicos activos siempre estábamos pidiendo algo, en una u otra forma...
LAS DOCE TRADICIONES ILUSTRADAS, p. 14
El desafío de la Séptima Tradición es un desafío personal, que me recuerda compartir y dar de mí mismo. Antes de lograr la sobriedad la única cosa que yo mantenía era mi hábito de beber. Ahora mis esfuerzos son una sonrisa, una palabra bondadosa y la bondad misma.
Vi que yo tenía que soportar mi propia carga y permitir que mis nuevos amigos caminen conmigo porque por medio de la práctica de los Doce Pasos y las Doce Tradiciones, nunca lo pasé mejor.

30 de JULIO
DEVOLVERLO
. . . ha encontrado algo mejor que el oro . . . Puede ser que, de momento, no haya visto que apenas ha arañado un filón inagotable, que le dará dividendos solamente si lo trabaja el resto de su vida e insiste en regalar todo el producto.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 119
Mi parte en la Séptima Tradición significa mucho más que solamente dar dinero para pagar el café. Significa ser aceptado por mí mismo por pertenecer a un grupo. Por primer vez puedo ser responsable porque puedo escoger. Puedo aprender los principios de resolver problemas de mi vida diaria participando en los "negocios" de A.A. Por ser automantenido, puedo devolver a A.A. lo que A.A. me dio a mí. Devolver a A.A. no solamente asegura mi propia sobriedad sino que me permite comprar el seguro de que A.A. estará aquí, para mis nietos.

31 de JULIO
UNA ORACIÓN PARA TODAS LAS ESTACIONES
Dios concédenos la serenidad para aceptar las cosas que no podemos cambiar, valor para cambiar las cosas que podemos, sabiduría para reconocer la diferencia.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 131
El poder de esta oración es abrumadora porque su sencilla belleza corre paralela a la Comunidad de A.A. Hay ocasiones en que yo me quedo atascado mientras la recito, pero si examino la parte que me crea dificultades, encuentro la solución a mi problema. La primera vez que me sucedió esto me dio miedo, pero ahora la uso como una valiosa herramienta. Yo gano serenidad cuando acepto la vida como es. Cuando me pongo en acción, gano el valor y doy gracias a Dios por la capacidad para distinguir entre aquellas situaciones que puedo tratar de resolver y las que debo entregar a Dios. Todo lo que tengo ahora es un regalo de Dios: mi vida, el poder ser útil, mi contentamiento y este programa. La serenidad me hace posible seguir adelante.
Alcohólicos Anónimos es el camino más fácil y cómodo.

VOLVER

Blogalaxia