Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

martes, 20 de julio de 2010

REFLEXIONES DIARIAS ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS. MES DE AGOSTO

AGOSTO

1 de AGOSTO
VIVIRLA
La vida espiritual no es una teoría. Tenemos que vivirla.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 77
Cuando era nuevo en el programa, yo no podía comprender eso de vivir el aspecto espiritual del programa, pero ahora que estoy sobrio, no puedo comprender vivir sin ese aspecto. La espiritualidad era lo que yo había estado buscando. Dios, como yo lo concibo, me ha dado las respuestas a los "porqués" que me hicieron beber por veinte años. Viviendo una vida espiritual y pidiendo ayuda a Dios he aprendido a amar, a cuidad y sentir compasión por mis semejantes y sentir alegría en un mundo, donde antes, sentía solamente temor.

2 de AGOSTO
LLEGAMOS A ESTAR DISPUESTOS . . .
Por el momento tratamos de poner en orden nuestras vidas; pero esto no es una finalidad en sí.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 71
¡Qué fácil es equivocarse de dirección al acercarse al Octavo Paso! Yo deseo ser libre, transformado de alguna manera por la práctica de mi Sexto y Séptimo Pasos. Ahora, más que nunca soy vulnerable al egoísmo y a mi agenda oculta. Tengo cuidado de recordar que la satisfacción propia, que algunas veces viene a través del perdón expresado por aquellos a quienes he hecho daño, no es mi verdadero objetivo. Llego a estar dispuesto a hacer reparaciones, sabiendo que con este proceso yo soy reparado y puesto en condiciones de seguir adelante y conocer y desear la voluntad de Dios para mí.

3 de AGOSTO
. . . SER SERVICIALES
Nuestro verdadero propósito es ponernos en condiciones para servir al máximo a Dios y a los que nos rodean.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 71
Está claro que el plan de Dios para mí se expresa por el amor. Dios me amó lo suficiente como para sacarme de los callejones y de las cárceles para que pudiera participar últimamente en Su mundo. Mi respuesta es amar a todas Sus criaturas por medio del servicio y de mi ejemplo. Le pido a Dios que me ayude a imitar Su amor por mí por medio de mi amor por otros.

4 de AGOSTO
SEMILLAS DE FE
La fe es absolutamente necesaria, pero ella sola no basta para nuestro propósito. Porque podemos tener fe y al mismo tiempo dejar a Dios por fuera de nuestras vidas.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 37
Cuando niño continuamente ponía en duda la existencia de Dios. Para un "pensador científico" como yo, ninguna respuesta soportaba una disección completa, hasta que una dama muy paciente me dijo finalmente, "Tú debes tener fe". Con estas simples palabras se sembraron las semillas de mi recuperación.
Hoy en día, según practico mi recuperación - cortando las malas hierbas del alcoholismo - lentamente voy dejando que esas primeras semillas de fe crezcan y florezcan. Cada día de mi recuperación, de jardinería apasionada, se integra más en mi vida el Poder Superior de mi entendimiento. Mi Dios ha estado siempre conmigo a través de mi fe, pero es mi responsabilidad tener la disposición de aceptar Su presencia. Le pido a Dios que me conceda estar dispuesto a hacer Su voluntad.

5 de AGOSTO
ESCUCHAR ATENTAMENTE
Con cuanta persistencia reclamamos el derecho a decidir por nosotros mismos lo que debemos pensar y la forma como debemos actuar.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 39
Si yo acepto y actúo por el consejo de aquellos que hicieron que el programa funcionara para ellos, tengo la oportunidad de sobrepasar los límites del pasado. Algunos problemas se reducirán a nada mientras otros puede que necesiten acción paciente y bien pensada. Escuchar atentamente cuando otros comparten puede desarrollar la intuición para manejar problemas que surgen inesperadamente. Normalmente lo mejor para mí es evitar las acciones precipitadas. Asistir a las reuniones o llamar a un compañero miembro de A.A., generalmente reduce la tensión. Compartir problemas en las reuniones con otros alcohólicos con quienes puedo identificarme, o privadamente con mi padrino, puede cambiar aspectos de las circunstancias en las que me encuentro. Se identifican los defectos de carácter y empiezo a ver cómo trabajan en mi contra. Cuando pongo mi fe en el poder espiritual del programa, cuando confío en que otros me enseñen lo que tengo que hacer para tener una vida mejor, descubro que puedo confiar en mí para hacer lo que sea necesario.

6 de AGOSTO
ACOSADOS
Acosados por cien formas de temor, de vana ilusión, de egoísmo, de autoconmiseración, les pisamos los pies a nuestros compañeros y éstos se vengan.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 58
Mi egoísmo era la fuerza acosadora detrás de mi forma de beber. Bebía para celebrar el éxito y bebía para ahogar mis penas. La humildad es la respuesta. Aprendo a poner mi vida y mi voluntad al cuidado de Dios. Mi padrino me dice que el servicio me mantiene sobrio. Hoy me pregunto a mí mismo: ¿He tratado de saber la voluntad de Dios para conmigo? ¿He prestado servicio a mi grupo de A.A.?

7 de AGOSTO
"UN DESIGNIO PARA VIVIR"
Por nuestra parte, nosotros hemos buscado la misma salida con toda la desesperación del hombre que se está ahogando. Lo que al principio parecía un endeble junquillo ha resultado ser la amante y poderosa mano de Dios. Se nos ha dado una vida nueva o si se prefiere "un designio para vivir" que resulta verdaderamente efectivo.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 26
Cada día trato de levantar mi corazón y mis manos en gratitud a Dios por enseñarme un "designio para vivir" que realmente funciona por medio de nuestra hermosa Comunidad. Pero, ¿qué es exactamente ese "designio para vivir" que "realmente funciona"? Para mí, es la práctica de los Doce Pasos lo mejor que pueda, la continua conciencia de un Dios que me ama incondicionalmente y la esperanza de que, cada día, hay un propósito para mi ser. Yo soy verdaderamente bendecido en la Comunidad.

8 de AGOSTO
"HICIMOS UNA LISTA . . . "
Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido . . .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 83
Cuando llegué al Octavo Paso, me pregunté cómo podría hacer una lista de todas las cosas que había hecho a otra gente ya que eran tantas personas y algunas de ellas ya no estaban en vida. Algunos de los daños que yo causé no eran muy graves, pero realmente me molestaban. Lo más importante de este Paso era estar dispuesto a hacer lo que fuera necesario para reparar los daños lo mejor que pudiera en ese momento particular. Querer es poder, así es que, si quiero sentirme mejor, tengo que descargar los sentimientos de culpa que tengo. En una mente tranquila no hay sitio para sentimientos de culpabilidad. Yo puedo limpiar mi mente de estos sentimientos con la ayuda de mi Poder Superior, si soy honesto conmigo mismo.

9 de AGOSTO
" . . . DE TODAS AQUELLAS PERSONAS . . . "
. . . y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 83
Una de las palabras claves en el Octavo Paso es la palabra todas . Yo no puedo seleccionar unos pocos nombres para la lista e ignorar los demás. Es una lista de todas aquellas personas que he ofendido. Inmediatamente puedo ver que este Paso supone el perdón, porque si no estoy dispuesto a perdonar a alguien, hay muy poca probabilidad de que ponga su nombre en la lista. Antes de escribir el primer nombre en mi lista, rezo una pequeña oración: "Perdono a cualquiera y a todos los que me han perjudicado en cualquier ocasión y bajo cualquier circunstancia".
Es muy conveniente para mí que piense en una pequeña pero significativa palabra cada vez que se ora el Padre Nuestro. La palabra es como . Yo pido, "Perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores". En este caso, como significa, 'de la misma manera'. Pido que se me perdone de la misma manera que yo perdono a otros. Si estoy abrigando odio o resentimiento mientras digo esta parte de la oración, estaré invitando más resentimientos cuando debería estar invocando el espíritu del perdón.

10 de AGOSTO
REDOBLAR NUESTROS ESFUERZOS
Hasta cierto grado, él ya ha hecho esto cuando hizo el inventario moral, pero ahora ha llegado el momento de redoblar sus esfuerzos para ver a cuántas personas ha hecho daño y en qué forma.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 83
Según sigo creciendo en sobriedad, llego a tener más conciencia de mí mismo como una persona valiosa. En este proceso puedo ver mejor a otros como personas y con esto viene la comprensión de que éstas eran personas a quienes yo había lastimado durante mis días de bebedor. Yo no solamente mentí, mentí respecto a Tono. No solamente engañé, engañé a Pepe. Lo que aparentaban ser solamente acciones impersonales fueron realmente afrentas personales porque eran gente - gente de valor - a quienes yo había ofendido. Necesito hacer algo respecto a la gente que he ofendido para que pueda disfrutar de una sobriedad pacífica.

11 de AGOSTO
SACAR EL "VIDRIO MOLIDO"
"El inventario moral es un análisis objetivo de los daños que sufrimos durante la vida y un esfuerzo sincero para considerarlos desde una perspectiva honesta. Esto tiene el resultado de sacar de nuestro interior el vidrio molido, aquella sustancia emocional que todavía nos corta y nos cohibe".
COMO LO VE BILL, p. 140
Mi lista del Octavo Paso me arrastraba a un torbellino de resentimientos. Después de cuatro años de sobriedad estaba bloqueado por la negación conectada con una relación alusiva. La disputa entre el temor y el orgullo se ablandaba según las palabras del Paso pasaban de la cabeza al corazón. Por primera vez en muchos años abrí mi caja de pinturas y derramé una rabia honesta, una explosión de rojos, negros y amarillos. Lágrimas de alegría y de alivio rodaron por mis mejillas cuando contemplé el dibujo. En mi enfermedad ya había renunciado a mi arte, un castigo auto-inflingido mucho mayor que cualquier otro venido de afuera. En mi recuperación me di cuenta de que el dolor de mis defectos es la misma substancia que usa Dios para limpiar mi carácter y hacerme libra.

12 de AGOSTO
UNA MIRADA HACIA ATRÁS
Primero, damos una mirada hacia atrás y tratamos de descubrir en dónde hemos tenido la culpa; después hacemos un vigoroso intento para reparar el daño que hemos hecho . . .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 83
Como un viajero en un nuevo y emocionante viaje A.A. de recuperación, yo experimenté una nueva tranquilidad de espíritu y el horizonte apareció claro y brillante en lugar de ser oscuro y turbio. Revisar mi vida para descubrir en dónde había fallado me parecía ser una tarea ardua y peligrosa. Era penso hacer una pausa y mirar hacia atrás. ¡Tenía miedo de que fuera a tropezar! ¿No podía olvidar el pasado y solamente vivir en mi nuevo y dorado presente? Me di cuenta de que aquellos a quienes había perjudicado en el pasado se interponían entre mi persona y mi deseo de continuar en mi viaje hacia la serenidad. Tenía que pedir valor para enfrentarme a esas personas en mi vida que todavía vivían en mi conciencia, para reconocer y tratar la culpabilidad que me producía su presencia. Tuve que mirar los daños que había causado y disponerme a hacer reparaciones. Solamente entonces pude reanudar mi viaje del espíritu.

13 de AGOSTO
TODO DE UN GOLPE
. . . y tercero, habiendo quitado de esa manera los escombros del pasado, consideramos cómo con el conocimiento recién adquirido de nosotros mismos, podemos desarrollar las mejores relaciones con cada uno de los seres humanos que conozcamos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 83
Todo lo que se requería para cumplir con éxito los siete Pasos anteriores: valor, honestidad, sinceridad, disposición y minuciosidad, se reunieron cuando le hice frente al Octavo Paso. Al principio no podía armarme del valor necesario para esta tarea, lo cual es el porqué este Paso dice "estuvimos dispuestos . . .".
Tenía que desarrollar el valor para empezar, la honestidad para ver en dónde estaba equivocado, un sincero deseo de poner las cosas en orden, minuciosidad al hacer la lista y disposición para tomar los riesgos necesarios para obtener una verdadera humildad. Con la ayuda de mi Poder Superior para desarrollar estas virtudes, completé este Paso y continué moviéndome hacia adelante en mi búsqueda del desarrollo espiritual.

14 de AGOSTO
REPARAR EL DAÑO
Tratamos de barrer los escombros acumulados como resultado de nuestro empeño en vivir obstinados y manejarlo todo a nuestro capricho. Si aún no tenemos la voluntad de hacerlo, la pedimos hasta que nos llegue. Recordemos que al principio estuvimos de acuerdo en que haríamos todo lo que fuese necesario para sobreponernos al alcohol.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 71
Hacer una lista de las personas a quienes había perjudicado no fue una cosa difícil de hacer. Ya habían aparecido en mi inventario del Cuarto Paso: gente contra quienes yo tenía resentimientos, reales o imaginarios, y a quienes yo había herido con actos vengativos. Para que mi recuperación fuera completa, yo no creía que fuera importante que aquellos que me habían ofendido legítimamente tuvieran que hacerme reparaciones. Lo que es importante en mi relación con Dios es que me ponga frente a El sabiendo que yo he hecho todo lo posible para reparar los daños que he causado.

15 de AGOSTO
¿NO HICIMOS DAÑO A NADIE?
Algunos de nosotros, sin embargo, tropezamos con un obstáculo muy diferente. Nos aferrábamos a la pretensión de que cuando bebíamos no le habíamos hecho daño a nadie sino a nosotros mismos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 85
Este Paso parecía tan sencillo. Yo identificaba a alguna gente a quienes había hecho daño, pero ellos ya no estaban a mi alcance. No obstante, me sentía incómodo con este Paso y evitaba las conversaciones que tenían que ver con él. Más tarde aprendí a investigar aquellos Pasos y áreas de mi vida que me hacían sentir incómodo. Mi búsqueda puso de manifiesto a mis padres, quienes habían sido profundamente heridos por mi aislamiento de ellos; mi patrón, quien se preocupaba por mis ausencias, por mis pérdidas de memoria, por mi temperamento; y los amigos a quienes había vuelto la realidad del daño que había hecho, el Paso Ocho cobró un nuevo significado. Ya no estoy incómodo y me siento limpio y liviano.

16 de AGOSTO
"YO HABÍA DESAPARECIDO"
Podríamos enseguida preguntarnos a nosotros mismos lo que queremos significar cuando decimos que les hemos hecho "daño" a otras personas. ¿Qué clase de "daño" se hacen las personas unas a otras? Para definir la palabra "daño" en una forma práctica, podríamos llamarla el resultado de instintos en conflicto, que causan a la gente un perjuicio físico, mental, emocional o espiritual.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 86
En las reuniones de Octavo Paso, yo siempre pensaba, "realmente no he hecho daño a mucha gente sino principalmente a mí mismo". Pero cuando escribí mi lista, no era tan corta como esperaba. Era que tú me gustabas, que no me gustabas o que necesitaba algo de ti - así de simple. La gente no había hecho lo que yo quería y mis relaciones íntimas estaban fuera de control debido a las exigencias irrazonables de mi pareja. ¿Eran estos pecados de omisión? Debido a mi forma de beber, yo "había desaparecido" - nunca envié tarjetas, nunca devolví llamadas, nunca me hice presente para otra gente ni tomé parte en sus vidas. Qué gracia ha sido echar una mirada a estas relaciones, hacer mis inventarios en quietud, sólo con el Dios de mi entendimiento y seguir adelante a diario, dispuesto a ser honesto y recto en mis relaciones.

17 de AGOSTO
CORREGIR EL DAÑO
En muchos casos descubrimos que aunque el daño hecho a otros no ha sido grande, el daño emocional que nos hemos hecho a nosotros mismos sí lo ha sido.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 85
¿Has pensado alguna vez que el daño que hiciste a un asociado de negocios, o quizá a un miembro de tu familia era tan pequeño que no merecía pedir disculpas porque ellos, de todos modos, probablemente ni se acordarían? Si esa persona y el daño causado sigue viniendo a la mente una y otra vez, causando una inquietud o quizá un sentimiento de culpa, entonces yo pongo el nombre de esa persona a la cabeza de mi "lista de reparaciones" y me dispongo a presentar una sincera explicación, sabiendo que una vez cumplida esta importante parte de mi recuperación, me sentiré calmado y descansado.

18 de AGOSTO
MEJORARSE
Muy profundos, a veces completamente olvidados, persisten conflictos emocionales por debajo del nivel de la conciencia.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 85
Solamente por acción positiva puedo eliminar los vestigios de culpabilidad y vergüenza causados por el alcohol. En todas mis desventuras de mis días de bebedor, mis amigos me decían, "¿por qué estás haciendo esto? Solamente te estás haciendo daño a ti mismo". Muy poco sabía yo qué ciertas eran estas palabras. Aunque yo había causado daños a otros, algo de mi comportamiento me había causado graves heridas en el alma. El Paso Ocho me ofrece una manera de perdonarme a mí mismo. Yo alivio muchos de mis daños ocultos cuando hago una lista de aquellos a quienes he herido. al hacer reparaciones, me libero de cargas, contribuyendo así a mi mejoramiento.

19 de AGOSTO
UN MARCO DE REFERENCIA
Refiriéndome una vez más a nuestra lista (inventario), quitando de nuestras mentes los errores que los demás habían cometido, buscamos resueltamente nuestras propias faltas. ¿Cuándo habíamos sido egoístas, faltos de honradez y habíamos tenido miedo?
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 63
Hay una maravillosa libertad al no necesitar una constante aprobación de colegas en el trabajo o de la gente que quiero. Me hubiera gustado saber de este Paso antes, porque una vez que establecí un marco de referencia, me sentí capaz de hacer la siguiente cosa correcta, sabiendo que la acción correspondía a la situación y que esta era la cosa apropiada que había que hacer.

20 de AGOSTO
HACIA LA LIBERTAD EMOCIONAL
Puesto que nuestras relaciones defectuosas con otros seres humanos han sido casi siempre la causa inmediata de nuestros infortunios, incluyendo nuestro alcoholismo, ningún campo de investigación podría producir más satisfacción y recompensas más valiosas que éste.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 86
La buena voluntad es algo peculiar para mí porque, con el tiempo, parece venir primero con conciencia, pero después con un sentimiento de incomodidad que me hace querer ponerme en acción. Mientras yo pensaba en dar el Octavo Paso, mi disposición a hacer reparaciones me llegó como un deseo de perdonar a otros y a mí mismo. Sentí el perdón hacia otros después de darme cuenta de mi parte en las dificultades de mis relaciones. Quería sentir la paz y la serenidad descritas en las Promesas. Por la práctica de los siete primero Pasos, me di cuenta de a quiénes había causado daño y de que yo había sido mi peor enemigo. Para restaurar mis relaciones con mis semejantes, sabía que tendría que cambiar. Quería aprender a vivir en armonía conmigo mismo y con otros para que así pudiera también vivir en libertad emocional. El principio del fin de mi aislamiento de mis compañeros y de Dios me llegó cuando escribí la lista de mi Octavo Paso.

21 de AGOSTO
SOLAMENTE TRATAMOS
Mi estabilidad me llegó al tratar de dar, no de exigir que se me diera . . .
LO MEJOR DE BILL, p. 43
Mientras que yo trate, con alma y corazón, de pasar a otros lo que a mí se me pasó, y no exija nada a cambio, la vida me es buena. Antes de entrar al programa de Alcohólicos Anónimos nunca fui capaz de dar sin exigir algo a cambio. Muy poco sabía yo que, una vez que empezara a dar libremente de mí mismo, comenzaría a recibir, sin nunca esperar o exigir nada. Lo que recibo hoy es el don de la "estabilidad", como le pasó a Bill: estabilidad en mi programa A.A. y estabilidad dentro de mí mismo; pero sobre todo, estabilidad en mi relación con mi Poder Superior, a quien yo he elegido llamar Dios.

22 de AGOSTO
BUSCAR LA ESTABILIDAD EMOCIONAL
Cuando progresamos todavía más, nos dimos cuenta de que la mejor fuente posible de estabilidad emocional es el mismo Dios. Vimos que la dependencia de Su perfecta justicia, perdón y amor era saludable, y funcionaría donde nada más podría hacerlo. Si realmente dependíamos de Dios, no podíamos hacer muy bien el papel de Dios ante nuestros semejantes ni sentiríamos el vivo deseo de depender completamente de la protección y del cuidado humanos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 123
Toda mi vida dependía de otra gente para mis necesidades y mi seguridad, pero hoy ya no puedo vivir así. Por la gracia de Dios, he admitido mi impotencia ante la gente, lugares y cosas. Era un verdadero "adicto a las personas"; dondequiera que fuera tenía que tener a alguien que me prestara alguna clase de atención. Era una actitud que solamente podía empeorar, porque cuanto más dependía de otros y más atención les exigía, menos recibía.
He dejado de creer que cualquier poder humano pueda quitarme aquel sentimiento de vacío. Aunque sigo siendo un ser humano frágil que tiene que practicar los Pasos de A.A. para anteponer este principio a mi personalidad, sólo un Dios amoroso me puede dar paz y estabilidad emocional.

23 de AGOSTO
LLEVAR EL MENSAJE AL HOGAR
¿Podremos llevar a nuestra vida familiar, a veces tan perturbada, el mismo espíritu de amor y tolerancia que llevamos a nuestro grupo de A.A.?
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 118
Los miembros de mi familia sufren los efectos de mi enfermedad. Amarlos y aceptarlos como ellos son - tal como amo y acepto a los miembros de A.A. - hace retornar el amor, la tolerancia y la armonía a mi vida. Ser cortés y respetar las fronteras personales son prácticas necesarias en todos los aspectos de mi vida.

24 de AGOSTO
UN ENIGMA QUE DA RESULTADOS
Puede ser posible encontrar explicaciones de experiencias espirituales similares a las nuestras, pero yo he tratado frecuentemente de explicar la mía propia y sólo ha sido posible narrar la historia de ella. Conozco la sensación que me dio y los resultados que me ha traído, pero me doy cuenta de que nunca podré entender completamente su más profundo cómo y por qué.
COMO LO VE BILL, p. 313
Yo tuve una profunda experiencia espiritual durante una reunión abierta de A.A., la cual me hizo decir abruptamente, "¡soy alcohólico!". No he tomado un solo trago desde ese día. Yo podría decirles las palabras que oí justo antes de mi admisión y cómo me afectaban, pero el porqué sucedió esto, no lo se. Creo que un poder superior a mí mismo me eligió para recuperarme, sin embargo no sé por qué. Trato de no preocuparme ni elucubrar sobre lo que todavía no sé; en cambio, confío en que si continúo practicando los Pasos y los principios de A.A. en mi vida, compartiendo mi experiencia, seré amorosamente guiado hacia una profunda y madura espiritualidad en la cual se me irá revelando más y más. Por el momento, es para mí un regalo confiar en Dios, practicar los Pasos y ayudar a otros.

25 de AGOSTO
EL DON DE VINCULARSE
Líbrame de mi propio encadenamiento para que pueda cumplir mejor con Tu voluntad.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 59
Muchas veces en mi estado alcohólico bebía para establecer un vínculo con los demás, pero sólo logré establecer la esclavitud de la soledad alcohólica.
Por medio de la manera de vivir en A.A. yo he recibido el don de vincularme - con aquellos que estaban allí antes que yo, con aquellos que están ahora y con aquellos que aún están por venir. Estoy eternamente agradecido por este generoso don de Dios.

26 de AGOSTO
ENTREGARLO
Aunque sabían que tenían que ayudar a otros alcohólicos para permanecer sobrios, este motivo se volvió secundario. Fue superado por la felicidad que encontraron en darse a otros.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 146
Para mí, estas palabras se refieren a una transferencia de poder, a través del cual, Dios, como yo lo concibo, entra en mi vida. Con la oración y la meditación, yo abro canales y luego establezco y mejoro mi contacto consciente con Dios. Entonces, por la acción recibo el poder que necesito para mantener mi sobriedad cada día. Manteniendo mi condición espiritual, dando a otros lo que tan gratuitamente se me ha dado a mí, se me concede el indulto diario.

27 de AGOSTO
CENTRAR NUESTROS PENSAMIENTOS
Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, la dependencia de A.A. en un Poder Superior atravesó su primera gran prueba. Muchos miembros de A.A. entraron al servicio militar y fueron destinados a diferentes partes del mundo. ¿Serían capaces de aguantar la disciplina, sostenerse en el fragor de la batalla y soportar . . . ?.
COMO LO VE BILL, p. 200
Centraré mis pensamientos en un Poder Superior. Lo entregaré todo a ese poder dentro de mí. Seré un soldado de ese poder, sintiendo la fuerza del ejercito espiritual tal como existe hoy en mi vida. Permitiré que una ola de unión espiritual me conecte a este Poder Superior por medio de mi gratitud, obediencia y disciplina. Que yo permita que este poder me guíe con órdenes para el día. Que los pasos que dé hoy puedan fortalecer mis palabras y mis acciones, que yo sepa que el mensaje que llevo es mío para compartir, regalo generoso de ese poder superior a mí mismo.

28 de AGOSTO
ALIGERAR LA CARGA
El mostrarle a otros que sufren cómo se nos ayudó es precisamente lo que hace ahora que la vida nos parezca de tanto valor . . . el tenebroso pasado . . . [es la] clave de la vida y de la felicidad de otros.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 115
Desde que logré mi sobriedad, he sido curado de muchos dolores: traicionar a mi compañero, dejar a mi mejor amigo y echar a perder las esperanzas que mi madre tenía depositadas en mí. En cada caso, alguien del programa me habló de un problema similar y pude compartir lo que me sucedió a mí. Cuando conté mi historia, ambos nos levantamos con los corazones aligerados.

29 de AGOSTO
ESCOJO EL ANONIMATO
Estamos convencidos de que la humildad, por medio del anonimato, es la mayor protección que siempre podrá tener Alcohólicos Anónimos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 196
Ya que en A.A. no hay reglas, yo me sitúo donde más me conviene, así es que escojo el anonimato. Quiero que mi Dios me utilice a mí, humildemente, como uno de sus instrumentos en este programa. El sacrificio es el arte de dar de mí generosamente, permitiendo que la humildad reemplace a mi ego. Con sobriedad, yo reprimo el deseo de gritar al mundo, "yo soy miembro de A.A." y experimento alegría y paz interior. Permito que la gente vea los cambios en mí y espero que ellos me pregunten qué me sucedió. Pongo los principios de espiritualidad antes de juzgar, de buscar faltas y de criticar. Quiero amor y cariño en mi grupo para poder desarrollarme.

30 de AGOSTO
EL ÚNICO REQUISITO
En una ocasión . . . cada grupo de A.A. tenía infinidad de requisitos de afiliación. Todos estaban aterrados de pensar que algo o alguien pudiera hacer zozobrar la embarcación . . . La lista total resultó larguísima. Si todas las reglas se hubiesen hecho obedecer en todas partes, nadie hubiera podido ser miembro de A.A. . . .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 147-148
Yo estoy agradecido de que la Tercera Tradición solamente requiere que tenga el deseo de dejar de beber. Por años había estado rompiendo promesas. En la Comunidad no tenía que hacer promesas, no tenía que concentrarme. Solamente tenía que asistir a una reunión, en una condición nublada, para saber que estaba en casa . No tuve que jurar amor eterno. Aquí, gente desconocida me abrazó. "Todo mejorará", decían, y, "tú puedes lograrlo un día a la vez". Ellos dejaron de ser desconocidos para convertirse en amigos cariñosos. Le pido a Dios que me ayude a llegar a la gente que desea sobriedad y que me mantenga agradecido.

31 de AGOSTO
UN PROGRAMA ÚNICO
Alcohólicos Anónimos nunca tendrá una clase profesional. Hemos logrado entender el muy antiguo dicho, "Puesto que tan libremente se nos ha dado, libremente debemos dar". Hemos descubierto que en lo que atañe al profesionalismo, el dinero y la espiritualidad no se mezclan.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 175
Yo creo que Alcohólicos Anónimos se distingue en el tratamiento del alcoholismo porque está basado solamente en el principio de un alcohólico que comparte con otro alcohólico. Esto es lo que hace único al programa. Cuando yo decidí que quería mantenerme sobria, llamé a una mujer que sabía era miembro de Alcohólicos Anónimos, y ella me trajo el mensaje de A.A. No recibió ninguna compensación monetaria, sino que su recompensa fue mantenerse sobria un día más. Hoy yo no podría pedir ningún pago que no fuera otro día libre del alcohol; así es que, a este respecto, se me paga generosamente por mi trabajo.

VOLVER

Blogalaxia