Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

martes, 21 de septiembre de 2010

REFLEXIONES DIARIAS. MES DE OCTUBRE. ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS

OCTUBRE
1 de OCTUBRE
PARA NO DORMIRME EN LOS LAURELES
Es fácil descuidarnos en el programa espiritual de acción y dormirnos en nuestros laureles. Si lo hacemos, estamos buscando dificultades porque el alcohol es un enemigo sutil.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 79
Cuando sufro me es fácil mantenerme cerca de los amigos que he encontrado en el programa. Las soluciones contenidas en los Doce Pasos de A.A. me alivian de ese dolor. Pero cuando me siento bien y las cosas me van bien, puede que me duerma en mis laureles. Para decirlo sencillamente, me vuelvo perezoso y me convierto en el problema en lugar de en la solución. Tengo que ponerme en acción, hacer mi inventario: ¿dónde estoy y a dónde voy? Un inventario diario me enseñará lo que tengo que cambiar para recuperar mi equilibrio espiritual. Admitir lo que encuentro dentro de mí, ante Dios y ante otro ser humano, me mantiene honesto y humilde.

2 de OCTUBRE
"LA PRUEBA DEL ÁCIDO"
Cuando trabajamos los primeros nueve Pasos, nos preparamos para la aventura de una nueva vida. Pero cuando consideramos el Paso Diez comenzamos a poner en práctica, día por día, la forma de vivir de A.A. en cualquier circunstancia. Luego viene la prueba más difícil: ¿podemos mantenernos sobrios, emocionalmente equilibrados y vivir con buenos resultados bajo todas las condiciones?
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 95
Yo sé que las Promesas se están cumpliendo en mi vida, pero quiero mantenerlas y desarrollarlas con la aplicación diaria del Paso Diez. Por medio de este Paso he llegado a darme cuenta de que si estoy alterado es porque hay algo que no está bien. La otra persona puede también estar equivocada, pero yo puedo contender solamente con mis sentimientos. Cuando me siento herido o disgustado, tengo que buscar continuamente la causa dentro de mí, y entonces tengo que admitir y corregir mis errores. No es fácil, pero mientras sepa que estoy progresando espiritualmente, yo sé que puedo considerar mi esfuerzo como un trabajo bien hecho. He descubierto que el dolor es un amigo; me hace saber que hay algo en mis emociones que no está bien. Cuando actúo de la forma apropiada por medio de los Doce Pasos, el dolor desaparece poco a poco.

3 de OCTUBRE
SERENIDAD DESPUÉS DE LA TORMENTA
Alguien que sabía de lo que estaba hablando dijo una vez que el dolor era la medida de todo progreso espiritual. Con cuánta sinceridad podemos los A.A. estar de acuerdo con él. . .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 100
Cuando me encuentro en la montaña rusa de la confusión emocional, recuerdo que el crecimiento es frecuentemente doloroso. Mi evolución en el programa de A. A. me ha enseñado que debo experimentar el cambio que, por doloroso que sea, acabará guiándome del egoísmo a la abnegación. Si he de tener serenidad, tengo que PASAR por la confusión emocional y sus consiguientes resacas, y estar agradecido por el continuo progreso espiritual.

4 de OCTUBRE
UNA PODA NECESARIA
Sabemos que los dolores de la bebida tuvieron que venir antes de la sobriedad, y la confusión mental antes que la serenidad.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 100
Me gusta mucho pasar el tiempo en mi jardín abonando y podando mis lindas flores. Un día cuando estaba ocupada dando tijeretazos, una vecina se detuvo. Ella comentó, "¡Oh! sus plantas son tan bellas, me parece una lástima tener que cortarlas". Yo le contesté, "Yo sé cómo te sientes, pero hay que quitar el exceso para que crezcan más fuertes y sanas". Más tarde pensé que quizá mis plantas sentían dolor, pero Dios y yo sabemos que es parte del plan y yo he visto los resultados. Pronto crecemos todos por medio del dolor. Pido a Dios que me pode cuando es tiempo, para que así pueda crecer.

5 de OCTUBRE
EQUIPAJE DEL AYER
Porque la persona sensata siempre se ha dado cuenta de que nadie puede lograr mucho con su vida mientras el autoexamen no se vuelva un hábito, mientras no sea capaz de admitir y aceptar lo que descubra, y mientras no trate de corregir paciente y persistentemente lo que está mal.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 95
Yo tengo más que suficiente para manejar hoy, sin tener que arrastrar también le equipaje del ayer. Tengo que hacer el balance hoy si deseo tener una oportunidad mañana. Así es que me pregunto a mí mismo si he errado y cómo puedo evitar repetir ese comportamiento. ¿Ofendí a alguien, ayudé a alguien, y por qué? Una parte del hoy puede derramarse sobre el mañana, pero la mayor parte no tiene que hacerlo si yo hago un honesto inventario diario.

6 de OCTUBRE
ENFRENTARNOS A NOSOTROS MISMOS
. . . el miedo le previne: "No te atrevas a mirar . . ."
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 52
¡Cuán frecuentemente en mis días de bebedor yo evitaba una tarea sólo porque me parecía muy grande! ¿Es de extrañar entonces que, aun estando sobrio por algún tiempo, actué de la misma manera cuando me enfrento a lo que parece ser un trabajo monumental, tal como hacer sin miedo un minucioso inventario moral de mí mismo? Lo que descubro, después de llegar al otro lado - cuando ya he completado mi inventario - es que la ilusión era más grande que la realidad. El temor de enfrentarme a mí mismo me paralizaba y, hasta que no estuviera dispuesto a poner el lápiz sobre el papel, yo estaba bloqueando mi crecimiento a causa de algo intangible.

7 de OCTUBRE
CONTROL DIARIO
Continuamos haciendo nuestro inventario personal . . .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 55
El axioma espiritual mencionado en el Décimo Paso - "cada vez que estamos perturbados, no importa cuál sea la causa, hay algo mal en nosotros " - me dice también que no hay excepcionees. Por muy irrazonables que otros me parezcan, yo soy responsable de no reaccionar negativamente. Ocurra lo que ocurra a mi alrededor, yo siempre tengo la prerrogativa y la responsabilidad de decidir lo que ocurre dentro de mí. YO soy el creador de mi propia realidad.
Cuando hago mi inventario diario, sé que debo dejar de juzgar a otros. Si juzgo a otros, probablemente estoy juzgándome a mí mismo. Quien más me fastidia, es mi mejor maestro. Tengo mucho que aprender de él o de ella y, en mi corazón, yo debo agradecérselo.

8 de OCTUBRE
INVENTARIO DIARIO
. . . y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 55
Yo estaba empezando a abordar mi nueva vida de sobriedad con un entusiasmo desacostumbrado. Estaba cultivando nuevos amigos y algunas de mis amistades dañadas se habían comenzado a arreglar. La vida era emocionante e incluso había empezado a disfrutar mi trabajo, y llegué a ser tan atrevido como para hacer un informe sobre la falta de cuidado apropiado con algunos de nuestros clientes. Un día, un compañero de trabajo me informó que mi jefe estaba verdaderamente disgustado debido a que una queja, sometida pasándole a él por alto, le había causado mucha molestia con sus superiores. Yo sabía que mi informe había creado el problema y empecé a sentirme responsable del problema de mi jefe. Al discutir el asunto, mi compañero trató de convencerme de que no era necesario disculparme, pero pronto empecé a convencerme de que tenía que hacer algo, fueran cuales fueran los resultados. Cuando me dirigí a mi jefe admitiendo mi parte en sus dificultades, él se sorprendió. Pero cosas inesperadas salieron a nuestro encuentro, y mi jefe y yo pudimos acordar una cooperación más directa y eficaz en el futuro.

9 de OCTUBRE
UN AXIOMA ESPIRITUAL
Es un axioma espiritual que cada vez que estamos perturbados, no importa cuál sea la causa, hay algo mal en nosotros.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 97
Yo nunca entendí verdaderamente el axioma espiritual del Décimo Paso hasta que tuve la siguiente experiencia. Estaba yo sentado leyendo en mi cuarto, a altas horas de la noche, cuando de pronto oí ladrar a mis perros en el patio de atrás. Mis vecinos se disgustan con esta clase de perturbación, así es que, entre enojado y avergonzado, temiendo la desaprobación de mis vecinos, inmediatamente hice entrar a mis perros. Algunas semanas más tarde se repitió exactamente la misma situación, pero esta vez, debido a que estaba más en paz conmigo mismo, pude aceptar la situación - los perros tiene que ladrar - y calmadamente los hice entrar. Ambos incidentes me enseñaron que cuando una persona experimenta eventos casi idénticos y reacciona de dos maneras diferentes, no es el evento el que tiene la importancia principal, sino la condición espiritual de la persona. Los sentimientos vienen de adentro y no de circunstancias exteriores. Cuando mi condición espiritual es positiva, yo reacciono positivamente.

10 de OCTUBRE
COMPONERME A MI, NO A TI
Si alguien nos lastima y nos enfadamos, también estamos equivocados.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p 97
¡Qué liberación sentí yo cuando se me llamó la atención sobre esta cita! De pronto vi que yo podía hacer algo por mi ira, podía componerme a mí mismo, en lugar de tratar de componerlos a ellos . Creo que no hay excepciones a este axioma. Cuando estoy enojado, mi ira está siempre centrada en mí mismo. Tengo que seguir recordándome a mí mismo que soy humano, que estoy haciendo lo mejor que puedo, aun cuando lo mejor sea algunas veces muy poco. Así es que le pido a Dios que haga desaparecer mi ira y verdaderamente me ponga en libertad.

11 de OCTUBRE
AUTODISCIPLINA
Nuestro primer objetivo será el desarrollo de la autodisciplina.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 98
Conducir mi coche a mi trabajo me da la oportunidad de autoexaminarme. Un día, mientras hacía este viaje, empecé a revisar mi progreso en sobriedad, y no me gustó mucho lo que vi. Esperaba que a medida que el día progresaba, yo olvidaría esos pensamientos molestos, pero según se sucedían los desengaños, mi descontento solamente crecía y las presiones internas seguían aumentando.
Me retiré a una mesa aislada en el salón de recreo y me pregunté a mí mismo cómo podía sacar el mejor provecho del resto del día. Cuando las cosas iban mal en el pasado, instintivamente yo quería combatirlas. Pero durante el corto tiempo que había estado tratando de vivir el programa de A.A., aprendí a retroceder un paso y mirarme a mí mismo. Reconocí que, aunque yo no era la persona que quería ser, ya no reaccionaba como hacía antes. Aquellos viejos moldes de comportamiento solamente trajeron dolor y tristeza para mí y para otros. Regresé a mi puesto de trabajo, resuelto a hacer de este día un día productivo, agradeciéndole a Dios la oportunidad de hacer progresos ese día.

12 de OCTUBRE
REFRENAR LA PRECIPITACIÓN
Cuando hablamos o actuamos impulsivamente o a la ligera, la capacidad para ser imparciales y tolerantes y se evapora en el acto.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 98
Ser imparcial y tolerante es una meta hacia la que tengo que trabajar diariamente. Le pido a Dios, como yo lo concibo a El, que me ayude a ser cariñoso y tolerante con mis seres queridos y con aquellos con quienes estoy en estrecho contacto. Pido orientación para refrenar mi lenguaje cuando estoy agitado, y hago una pausa para reflexionar sobre los trastornos emocionales que mis palabras puedan causar, no solamente a otros sino también a mí. La oración, la meditación y los inventarios son la clave del pensamiento sano y de la acción positiva para mí.

13 de OCTUBRE
INVENTARIOS ASIDUOS
Continuamos vigilando el egoísmo, la deshonestidad, el resentimiento y el miedo. Cuando éstos surgen, enseguida le pedimos a Dios que nos libre de ellos. Los discutimos inmediatamente con alguien y hacemos prontamente las debidas reparaciones a quien hayamos ofendido. Entonces resueltamente encaminamos nuestros pensamientos hacia alguien a quien podamos ayudar.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 79
La admisión inmediata de pensamientos o acciones equivocadas es una tarea muy difícil para la mayoría de los seres humanos, pero para alcohólicos en recuperación como yo, es difícil por mi propensión al egoísmo, al temor y al orgullo. La libertad que el programa de A.A. me ofrece es más amplia cuando, por medio de inventarios asiduos de mí mismo, admito, reconozco y acepto la responsabilidad por mis errores. Entonces me es posible lograr una comprensión más profunda y más amplia de lo que es la humildad. Estar dispuesto a admitir que la culpa es mía facilita el progreso de mi desarrollo y me ayuda a ser más comprensivo y útil a los demás.

14 de OCTUBRE
UN PROGRAMA PARA VIVIR
Por la noche, cuando nos acostamos, revisamos constructivamente nuestro día . . . Al despertar, pensamos en las veinticuatro horas que tenemos por delante . . . Antes de empezar, le pedimos a Dios que dirija nuestro pensamiento, pidiendo especialmente que esté disociado de motivos de autoconmiseración, falta de honradez y de egoísmo.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 80
A mí me faltaba serenidad. Con más trabajo del que parecía posible, aunque me esforzara mucho, cada vez estaba más atrasado. Las preocupaciones por las cosas que no había hecho ayer y el temor de los plazos límites de mañana me quitaban la calma que yo necesitaba para ser eficaz cada día. Antes de dar los Pasos Diez y Once, empecé a leer párrafos como el citado arriba. Trataba de enfocarme en la voluntad de Dios, no en mis problemas, y de confiar en que El manejaría mi día. ¡Dio resultados! Lentamente, pero dio resultados.

15 de OCTUBRE
MI INVENTARIO, NO EL TUYO
El chismorreo mordaz mezclado con nuestra ira, una forma cortés de asesinar por medio de la destrucción del carácter, tiene también para nosotros sus satisfacciones. En este punto no estamos tratando de ayudar a los que criticamos, sino proclamando inconscientemente nuestra hipocresía.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 71
Algunas veces no me doy cuenta de que he chismorreado de alguien hasta que llega el fin del día y hago un inventario de mis actividades, y entonces, mis chismorreos aparecen como una mancha en mi lindo día. ¿Cómo podría haber dicho tal cosa? El chismorreo presenta su fea cara durante un descanso para café o una comida con mis asociados de negocios, o puedo chismorrear por la noche cuando me encuentro cansado y me siento justificado para reforzar mi ego a expensas de alguien.
Defectos de carácter como el chismorreo se insinúan en mi vida cuando no estoy haciendo un esfuerzo constante para trabajar los Doce Pasos. Tengo que recordarme que mi singularidad es la bendición de mi ser, y esto se aplica igualmente a todos aquellos que se cruzan en mi camino. Hoy, el único inventario que tengo que hacer es el mío. Dejaré el juzgar a otros en manos del Juez Final - la Divina Providencia.

16 de OCTUBRE
DÍA TRAS DÍA
Este no es asunto para resolver de la noche a la mañana. Es una tarea para toda nuestra vida.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 78-79
Durante mis primeros años en A.A., consideraba el Paso Diez como una sugerencia de que periódicamente examinara mi comportamiento y mis reacciones. si había algo malo debía admitirlo; si una disculpa era necesaria, yo tenía que pedirla. Después de unos años de sobriedad creía que tenía que hacerme más frecuentemente un autoexamen. Hasta di cuenta del significado completo del Paso diez, y de la palabra "continuamos". "Continuamos" no quiere decir ocasionalmente o frecuentemente. Significa día tras día.

17 de OCTUBRE
UN REAJUSTE DIARIO
Cada día es un día en el que tenemos que llevar la visión de la voluntad de Dios a todos nuestros actos.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 79
¿Cómo mantengo mi condición espiritual? Para mí es muy sencillo: cada día le pido a mi Poder Superior que me conceda el don de la sobriedad por ese día. Yo he hablado con muchos alcohólicos que han vuelto a beber y siempre les pregunto: "¿Oraste pidiendo la sobriedad el día en que tomaste tu primer trago?" Ninguno de ellos dijo que sí. Según practico el Paso Diez y trato de mantener mi casa en orden diariamente, tengo la seguridad de que si pido el indulto diario, se me concederá.

18 de OCTUBRE
UNA MENTE RECEPTIVA
La verdadera humildad y una mente receptiva nos puede conducir a la fe . . .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 35
Mi manera alcohólica de pensar me llevó a creer que yo podía controlar mi forma de beber, pero no pude. Cuando llegué a A.A., me di cuenta de que Dios me estaba hablando por medio de mi grupo. Mi mente estaba abierta solamente lo suficiente para darme cuenta de que yo necesitaba de su ayuda. Tardé más tiempo en llegar a lograr una real y honesta aceptación de A.A., pero con ella llegó la humildad. Yo sé cuán loco estaba y hoy estoy muy agradecido por tener restaurado mi sano juicio y por ser un alcohólico sobrio. Este nuevo y sobrio yo es una persona mucho mejor de lo que hubiera podido ser sin A.A.

19 de OCTUBRE
FUNDAMENTO PRINCIPAL DE A.A.
El principio de que no encontraremos una fortaleza duradera mientras no aceptemos la derrota completa, es uno de los fundamentos sobre los cuales ha crecido y florecido nuestra comunidad.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 23
Derrotado, y sabiéndolo, llegué a las puertas de A.A. solo y temeroso de lo desconocido. Un poder ajeno me había levantado de la cama, me había llevado a la guía de teléfonos, y luego a la parada del bus y por las puertas de Alcohólicos Anónimos. Una vez dentro de A.A. experimenté una sensación de ser amado y aceptado, algo que no había sentido desde mi niñez. Que nunca pierda la sensación de maravilla que experimenté esa primera noche con A.A., el más grande evento de toda mi vida.

20 de OCTUBRE
CONSUELO PARA LA CONFUSIÓN
Obviamente el dilema de quien abandonó su fe es la tremenda confusión en que quedó. Se cree perdido y no tiene siquiera el alivio de una convicción. No alcanza a lograr, así sea en grado mínimo, la seguridad que tiene el creyente, el agnóstico o el ateo. Queda perplejo.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 30
Durante mis primeros años de sobriedad, yo me resistía al concepto de Dios. Las imágenes que me venían, conjuras de mi asado, estaban cargadas de temor, rechazo y condena. Entonces oí describir a mi amigo Ed la imagen que tenía de un Poder Superior: Cuando era niño se le había permitido tener una camada de perritos siempre que asumiera la responsabilidad de cuidar de ellos. Todas las mañanas encontraba las inevitables deposiciones de sus perritos en el piso de la cocina. A pesar de sus frustraciones, Ed decía que no podía enojarse porque esto es "natural" en los cachorritos. Ed decía que Dios ve nuestros defectos y faltas con una comprensión y cariño similares. A menudo he encontrado solaz de mi confusión personal en el concepto tranquilizador que Ed tenía de Dios.

21 de OCTUBRE
NADA CRECE EN LA OSCURIDAD
Deseamos que florezca y crezca lo bueno que hay en todos nosotros, aun en el peor de nosotros.
COMO LO VE BILL, p. 10
Con la autodisciplina y la conciencia adquiridas con la práctica del Paso diez, empecé a conocer las recompensas de la sobriedad - no como una mera abstinencia del alcohol, sino como una recuperación en todos los aspectos de mi vida.
Yo renuevo la esperanza, regenero la fe y recobro la dignidad y el respeto de mí mismo. Descubro la palabra "y" en la frase "y cuando nos equivocábamos lo admitíamos prontamente".
Con la seguridad tranquilizadora de que ya no estoy siempre equivocado, puedo aceptarme como soy, con un nuevo entendimiento de los milagros de la sobriedad y la serenidad.

22 de OCTUBRE
VERDADERA TOLERANCIA
Por último, empezamos a ver que todas las personas, incluyéndonos a nosotros, estamos en algún grado enfermos emocionalmente así como también frecuentemente equivocados. Nos acercamos a la verdadera tolerancia y vemos lo que significa el amor real a nuestros semejantes.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 99
Se me ocurrió la idea de que, en cierto grado, toda la gente está emocionalmente enferma. ¿Cómo no lo habíamos de estar? ¿Quién entre nosotros es perfecto espiritualmente? ¿Quién entre nosotros es físicamente perfecto? ¿Cómo podría cualquiera de nosotros ser emocionalmente perfecto? Por lo tanto, ¿qué otra cosa podríamos hacer sino soportarnos los unos a los otros y tratarnos como nos gustaría ser tratados en circunstancias similares. Eso es realmente el amor.

23 de OCTUBRE
LO QUE SABEMOS MEJOR
"Zapatero a tus zapatos" . . . es mejor que hagas una cosa supremamente bien y no muchas mal hechas. Tal es el tema central de esta Tradición. De ella emana la unidad de nuestra Sociedad. La vida misma de nuestra Comunidad requiere que se conserve ese principio.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 159
La supervivencia de A.A. depende de la unidad. ¿Qué pasaría si un grupo decidiera convertirse en una agencia de empleos, un centro de tratamiento o una agencia de servicio social? Demasiada especialización conduce a ninguna especialización, a desperdicio de esfuerzos y, finalmente, a la decadencia. Yo tengo la capacidad de compartir mis sufrimientos y mi forma de recuperación con el recién llegado. La conformidad al propósito con el recién llegado. La conformidad al propósito primordial de A.A. asegura la protección del maravilloso regalo de la sobriedad, así es que mi responsabilidad es enorme. La vida de millones de alcohólicos está íntimamente ligada a mi competencia para "llevar el mensaje al alcohólico que aún sufre".

24 de OCTUBRE
"POR FE Y POR OBRAS"
En el yunque de la experiencia se martilló la estructura de nuestra Sociedad . . . Así ha sido con A.A. Mediante la fe y el trabajo hemos logrado sobrevivir a pesar de grandes pruebas e increíbles experiencias. Esas lecciones viven en las Doce experiencias. Esas lecciones viven en las doce Tradiciones de Alcohólicos Anónimos, las cuales - Dios mediante - nos conservarán unidos hasta cuando El nos necesite.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 136-137
Dios me ha concedido el derecho de equivocarme a fin de que nuestra Comunidad exista como existe hoy. Si yo pongo la voluntad de Dios primero en mi vida, es casi seguro que A.A., como yo lo conozco, permanezca como está hoy.

25 de OCTUBRE
EL LATIDO DEL CORAZÓN DE A.A.
Sin la unidad cesaría de latir el corazón de A.A. . . .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 135
Sin la unidad yo hoy podría recuperarme en A.A. un día a la vez. Practicar la unidad dentro de mi grupo con otros miembros de A.A. y en todos los niveles de esta gran Comunidad, me da una clara sensación de saber que soy parte de un milagro que fue divinamente inspirado. La habilidad de Bill W. y el Dr. Bob para trabajar juntos y pasar el mensaje a otros miembros, me dice que darlo a otros es mantenerlo yo. La unidad es unicidad y aun así, la Comunidad entera es para todos nosotros.

26 de OCTUBRE
UNA AUTORIDAD FUNDAMENTAL
Para el propósito de nuestro grupo sólo existe una autoridad fundamental: Un Dios amoroso tal como se exprese en la conciencia de nuestro grupo.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 139
Cuando se me elige para asumir alguna pequeña responsabilidad para mis compañeros, le pido a Dios que me conceda la paciencia, la amplitud de mente y la disposición para escuchar a aquellos que voy a guiar. Tengo que recordarme que soy servidor de confianza para otros, no su "gobernador", "maestro" o "instructor". Dios guía mis palabras y mis acciones, y mi responsabilidad es hacer caso a sus sugerencias. Confianza es mi consigna, yo confío en otros que guían. En la Comunidad de A.A., yo confío a Dios la autoridad fundamental para "dirigir el espectáculo".

27 de OCTUBRE
COMPARTIMIENTO MUNDIAL
Lo único que importa es que sea un alcohólico que haya encontrado la clave de la sobriedad. Esas herencias de sufrimiento y recuperación pasan fácilmente de un alcohólico a otro. Son nuestro don de Dios, y el conferirlo a otros semejantes a nosotros es el único objetivo que hoy en día nos anima a los miembros de A.A. en todo el mundo.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 159-160
La fortaleza de Alcohólicos Anónimos radica en el deseo, de cada miembro y de cada grupo alrededor del mundo, de compartir con otros alcohólicos del mundo, de compartir con otros alcohólicos los sufrimientos y los pasos dados para ganar y mantener la recuperación. Manteniendo un contacto consciente con mi Poder Superior, me aseguro siempre de alimentar mi deseo de ayudar a otros alcohólicos, reforzando así la continuidad de esta maravillosa hermandad de Alcohólicos Anónimos.

28 de OCTUBRE
UNA TRADICIÓN ININTERRUMPIDA
Creemos que la conservación y el crecimiento de Alcohólicos Anónimos es algo aun más importante que la influencia que pudiéramos tener colectivamente para respaldar cualquier otra causa.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 186
Cuánto significa para mí que una tradición ininterrumpida por más de medio siglo es un hilo que me conecta a Bill W. y al Dr. Bob. Cuánto más arraigado me siento por ser miembro de una Comunidad cuyos propósitos son tan constantes. Estoy agradecido de que las energías de A.A. nunca hayan sido disipadas, sino siempre enfocadas en nuestros miembros y en una sobriedad individual.
Mis creencias son las que me hacen humano; soy libre de tener cualquier opinión, pero el propósito de A.A. - tan claramente establecido hace cincuenta años - es que yo me mantenga sobrio. Este propósito ha fomentado horarios de reuniones a toda hora, y los miles de intergrupos y oficinas centrales, con sus miles de voluntarios. Como el sol enfocado a través de un lente de aumento, la única visión de A.A. ha encendido en millones de corazones, incluyendo el mío, un fuego de fe en la sobriedad.

29 de OCTUBRE
NUESTRA SUPERVIVENCIA
Puesto que nuestra recuperación del alcoholismo es para nosotros nuestra propia vida, es imperativo que preservemos en toda su plenitud nuestros medios de supervivencia.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 186
La honestidad expresada por los miembros de A.A. en las reuniones tiene el poder de abrir mi mente. Nada puede bloquear el flujo de energía que la honestidad lleva con ella. El único obstáculo para este flujo de energía es la embriaguez, pero aun así, nadie encontrará una puerta cerrada si él o ella se ha ido y desea regresar. Una vez que él o ella ha recibido el don de la sobriedad, cada miembro tiene el desafío diario de aceptar un programa de honestidad .
Mi poder Superior me creó con un propósito en la vida. Le pido a El que acepte mis honestos esfuerzos para continuar mi viaje en la manera espiritual de vivir. Le pido fortaleza a El para saber y buscar Su voluntad.

30 de OCTUBRE
VIVE Y DEJA VIVIR
Desde su fundación, Alcohólicos Anónimos nunca se ha visto dividido por ninguna polémica de alguna importancia. Ni tampoco ha terciado nuestra Sociedad alguna vez en controversias mundanas. Eso, sin embargo, no ha sido una virtud adquirida a fuerza de trabajo. Podría casi decirse que nacimos con ella . . . "Como quiera que no discutimos esos asuntos en privado, se cae de su peso que nunca lo haremos en público".
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 185
¿Recuerdo yo que tengo el derecho a mi opinión pero que otros no tienen que estar de acuerdo? Este es el espíritu de "Vive y Deja Vivir". La Oración de la Serenidad me recuerda, con la ayuda de Dios, "aceptar las cosas que no puedo cambiar". ¿Estoy todavía tratando de cambiar a otros? Cuando se trata de "valor para cambiar las cosas que puedo", ¿recuerdo que mis opiniones son mías y que las tuyas son tuyas? ¿Estoy todavía temeroso de ser quien soy? Cuando se trata de "sabiduría para conocer la diferencia" ¿recuerdo que mis opiniones vienen de mi experiencia? Si tengo la actitud de "un sabelotodo", ¿no estoy siendo deliberadamente polémico?

31 de OCTUBRE
EVITAR LAS CONTROVERSIAS
La historia nos da infinidad de ejemplos de naciones y grupos esforzados que acabaron por ser destruidos porque se les indujo o se les tentó hasta hacer que tomasen parte en alguna controversia. Otros fueron destruidos porque la creencia en sus propias virtudes los llevó a tratar de imponer sobre el resto de la humanidad su propio modo de pensar u obrar.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 185
Como miembro de A.A. y como padrino, yo sé el verdadero daño que puedo causar si cedo a la tentación de dar opiniones y consejos sobre los problemas médicos, matrimoniales o religiosos de otras personas. Yo no soy doctor, ni consejero, ni abogado. No puedo decir a nadie cómo debe vivir; sin embargo, sí puedo compartir cómo pude superar situaciones similares sin beber, y cómo los Pasos y las Tradiciones de A.A. me ayudan a manejar mi vida.

Blogalaxia