Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

lunes, 2 de mayo de 2011

REFLEXIONES DIARIAS MES DE MAYO ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS

MAYO
1 de MAYO
SANAR EL CORAZÓN Y LA MENTE
Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros errores.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 59
Ya que es verdad que Dios viene a mí a través de la gente, puedo ver que si mantengo a distancia a la gente, también estoy manteniendo a distancia a Dios. Dios está más cerca de mí de lo que yo crea y puedo experimentarlo a El amando a la gente y permitiendo que la gente me ame. Pero si yo dejo que mis secretos se interpongan no puedo amar ni ser amado.
El que domina es el lado mío que yo rehuso ver. Tengo que estar dispuesto a mirar mi lado oscuro a fin de sanar mi mente y mi corazón porque éste es el camino hacia la libertad. Tengo que adentrarme en las tinieblas para encontrar la luz y en el temor para encontrar la paz.
Revelando mis secretos - y deshaciéndome así de la culpabilidad - puedo efectivamente cambiar mi manera de pensar; cambiando mi manera de pensar, puedo cambiarme a mí mismo. Mis pensamientos crean mi futuro. Lo que piense hoy determina lo que seré mañana.

2 de MAYO
ALUMBRAR EL OSCURO PASADO
Confíe en la idea de que el tenebroso pasado, estando en manos de Dios, es su más preciada posesión, clave de la vida y de la felicidad de otros. Con ella puede usted evitarles a otros la muerte y el sufrimiento.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 115
Mi pasado ya no es una autobiografía; es un libro de consulta para sacarlo del anaquel, abrirlo y compartirlo. Hoy al presentarme a mi trabajo me viene a la mente la más bella imagen. Porque, a pesar de ser un día obscuro - como deben ser algunos días - las estrellas brillarán con más resplandor, más tarde. En un futuro muy cercano seré llamado para atestiguar que ellas brillan. Todo mi pasado será parte de mí este día, porque es la llave, no la cerradura.

3 de MAYO
LIMPIEZA DE CASA
De alguna manera, el sentirnos solos con Dios no nos parece tan dificultoso como encarar otra persona. Mientras no nos sentemos a hablar en voz alta sobre todo aquello que hemos escondido durante largo tiempo, nuestra buena disposición para limpiar totalmente nuestra casa no pasará de ser una mera teoría.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 64
Para mí no era raro hablar con Dios y conmigo mismo acerca de mis defectos de carácter. Pero, sentarme frente a frente y discutir abiertamente estas cosas tan íntimas con otra persona, era mucho más difícil, Sin embargo, yo reconocí en esta experiencia un alivio similar al que experimenté cuando admití por primera vez que era alcohólico. Empecé a apreciar el significado espiritual del programa y que este Paso era solamente una introducción a lo que iba a venir en los siete Pasos restantes.

4 de MAYO
"COMPLETAMENTE HONRADOS"
Si esperamos vivir largo tiempo o felizmente en este mundo, necesariamente tenemos que ser completamente honrados con alguien.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 68
La honradez, como todas las virtudes, tiene que ser compartida. Empezó después que compartí " . . . toda la historia (de mi) vida con alguien . . . " a fin de encontrar mi lugar en la Comunidad. Más tarde compartí mi vida con el fin de ayudar al recién llegado a encontrar su lugar con nosotros. Este compartimiento me ayuda a aprender a ser honrado en todos mis asuntos y a saber que el plan que Dios tiene para mí se hace realidad por medio de una honrada franqueza y buena voluntad.

5 de MAYO
EL BOSQUE Y LOS ARBOLES
. . . cuando estamos solos lo que llega hasta nosotros puede ser modificado por nuestra propia manera ingenua o distorsionada de pensar. El beneficio de hablar con otra persona es que podemos obtener directamente los comentarios y consejos sobre nuestra situación . . .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 64
Es incontable el número de veces que yo, estando enojado y frustrado, me he dicho a mí mismo, "los árboles me impiden ver el bosque". Finalmente me di cuenta de que cuando estoy sufriendo de esa manera, lo que necesito es alguien que me pueda ayudar a distinguir el bosque y los árboles; alguien que pueda sugerirme un mejor camino a seguir; que me pueda ayudar a apagar los incendios y a evitar las rocas y escollos peligrosos.
Cuando estoy en el bosque le pido a Dios que me dé valor para llamar a un miembro de A.A.

6 de MAYO
"NO ESCONDER NADA"
Las verdaderas pruebas de la situación son nuestra buena voluntad para confiar nuestros secretos y la total confianza en la persona que hemos escogido para compartir el primer autoexamen preciso . . . Mientras tratemos de no esconder nada, nuestra sensación de alivio aumentará minuto a minuto. Esas emociones que hemos represado durante tantos años rompen su confinamiento y milagrosamente se desvanecen a medida que las vamos exponiendo. Al disminuir el dolor, una saludable tranquilidad va a tomar su lugar.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 65-66
Cuando empecé por primera vez a asistir a reuniones de A.A., comenzó a desarrollarse una pequeña semilla de sentimientos aprisionados y entonces el conocimiento de mí mismo se convirtió en una tarea de aprendizaje para mí. Este nuevo conocimiento acarreó un cambio en mis reacciones a las situaciones de la vida. Me di cuenta de que tenía el derecho de tomar decisiones, y la dictadura de mis hábitos personales lentamente iba perdiendo su fuerza.
Creo que si busco a Dios puedo encontrar una mejor manera de vivir y diariamente le pido a El que me ayude a vivir una vida sobria.

7 de MAYO
RESPETO PARA OTROS
Estas partes de nuestra historia se las contamos a alguien que comprenda pero que no resulte afectado. La regla es que debemos ser duros con nosotros mismos pero siempre considerados con los demás.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 69
La lección que yo he sacado de la cita anterior es el respeto para otros. Si deseo encontrar esa paz mental que he buscado por tanto tiempo, debo hacer todo esfuerzo por liberarme. Sin embargo, nada de esto debe hacerse a expensas de otros. El egoísmo no tiene lugar en la forma de vivir de A.A.
Cuando dé mi Quinto Paso, es más prudente escoger una persona con quien tenga objetivos en común, porque si esa persona no me entiende, mi progreso espiritual puede ser retrasado y yo puedo estar en peligro de una recaída. Así es que pido orientación divina antes de escoger el hombre o la orientación divina antes de escoger el hombre o la mujer en quien depositar mi confianza.

8 de MAYO
UN LUGAR DE DESCANSO
Todos los Doce Pasos de A.A. nos piden actuar en forma contraria a nuestros deseos naturales . . . todos ellos desinflan nuestro ego. Cuando se trata de desinflar el ego, pocos Pasos son más difíciles de practicar que el Paso Cinco. Pero ningún otro Paso es más necesario para la sobriedad y la paz mental duraderas.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 59
Después de poner por escrito mis defectos de carácter, no tenía deseos de hablar sobre ellos, y decidí que era hora de dejar de llevar esta carga solo. Tenía que confesar esos defectos a alguien más. Yo había leído - y se me había dicho - que no podría mantenerme sobrio a menos que lo hiciera.
El Paso Cinco me daba un sentimiento de pertenecer, con humildad y serenidad cuando lo practicaba en mi diario vivir. Fue importante admitir mis defectos de carácter en el orden que se presentan en el Paso Cinco: "ante Dios, antes nosotros mismos y ante otro ser humano". Admitirlo ante Dios prepara el terreno para la admisión ante mí mismo y ante otra persona. Como lo describe la práctica del Paso, una sensación de unidad con Dios y con mi prójimo me llevó a un lugar de descanso en donde me podía preparar para los otros Pasos hacia una sobriedad completa y llena de significado.

9 de MAYO
CAMINAR A TRAVÉS DEL MIEDO
Si todavía nos aferramos a alguna cosa de la que no queremos desprendernos, le pediremos a Dios que nos ayude a tener buena voluntad.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 70-71
Cuando ya había dado mi Quinto Paso, me di cuenta de que todos mis defectos de carácter eran el resultado de mi necesidad de sentirme seguro y amado. Usar solamente mi voluntad para trabajar en ellos hubiera sido tratar obsesivamente de resolver el problema. En el Sexto Paso intensifiqué la acción que puse en los tres primeros Pasos - meditar en el Paso diciéndolo una y otra vez, ir a reuniones, seguir las sugerencias de mi padrino, leer y buscar dentro de mí. Durante los primeros tres años de sobriedad tenía miedo de entrar sola en una ascensor. Un día decidí que debía hacer frente a este temor. Le pedí ayuda a Dios, entré al ascensor, y allí en una esquina, había una señora llorando. Me dijo que desde el fallecimiento de su esposo ella había tenido un miedo mortal de los ascensores. Yo olvidé mi temor y la confronté. Esta experiencia espiritual me ayudó a ver que la buena voluntad era la lleve para el resto de los Doce Pasos hacia la recuperación. Dios ayuda a aquellos que se ayudan a sí mismos.

10 de MAYO
LIBRE AL FIN
Otro gran dividendo que podemos esperar del hecho de confiar nuestros defectos a otro ser humano es la humildad, - una palabra frecuentemente mal entendida . . . - significa un reconocimiento claro de qué y quiénes somos realmente, seguido de un sincero intento de convertirnos en lo que debiéramos ser.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 62
En mi fuero interno yo sabía que si quería sentirme alegre, feliz y libre, tendría que compartir mi vida pasada con otro individuo. La alegría y el alivio que experimenté después de hacerlo es algo indescriptible. Casi inmediatamente después de dar el Quinto Paso, me sentí libre de la esclavitud del ego y del alcohol. Esta libertad permanece después de 36 años, un día a la vez. Descubrí que Dios podía hacer por mí lo que yo no podría hacer solo.

11 de MAYO
UNA NUEVA SENSACIÓN DE PERTENECER
Mientras no hubimos charlado con completa sinceridad acerca de nuestros conflictos, y escuchado a alguien más hacer lo mismo, no llegamos a sentir que pertenecíamos a algo .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 61
Después de cuatro años en A.A. al fin pude liberarme de la carga de emociones escondidas que tenía y que me habían causado tanto dolor. Con la ayuda de A.A. y otro asesoramiento fui liberado del dolor y pude sentir una sensación de pertenecer y de paz interior. También pude sentir una alegría y un amor a Dios que nunca había experimentado antes de eso. Me llena de admiración el poder del Paso Cinco.

12 de MAYO
EL PASADO YA PASO
La experiencia de A.A. nos ha enseñado que no podemos vivir solos con nuestros apremiantes problemas y los defectos de carácter que los causan o los agravan. Si hemos recorrido con . . . (el) Paso Cuatro . . . han aparecido en relieve aquellas experiencias que quisiéramos no recordar . . . entonces se nos hará más apremiante que nunca la necesidad de vivir llevando a cuestas esos tormentosos fantasmas del pasado. Tenemos que hablar con alguien acerca de ellos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 59
Lo hecho, hecho está. No se puede cambiar. Pero lo que sí puedo cambiar es mi actitud respecto a ello, hablando con aquellos que ya han pasado por eso y que han tenido sus padrinos. Yo puedo desear que el pasado no hubiera existido, pero si cambio mis acciones respecto a lo que he hecho, mis actitudes cambiarán. No tendré que desear que el pasado no haya existido. Puedo cambiar mis sentimientos y mis actitudes, pero sólo por medio de mis acciones y la ayuda de mis compañeros alcohólicos.

13 de MAYO
EL CAMINO MAS FÁCIL Y CÓMODO
Si saltamos este vital paso, puede ser que no superemos la bebida.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 67
No me sentía muy entusiasmado por la oportunidad de hacerle frente a la persona que yo era, especialmente cuando los dolores de mis días de bebedor se cernían sobre mí como una nube obscura. Desde muy temprano había oído hablar en las reuniones del compañero que no quería dar el Paso Cinco y continuaba viniendo a las reuniones todo tembloroso por los horrores de volver a vivir su pasado. El camino más fácil y cómodo es dar estos Pasos hacia la liberación de nuestra fatal enfermedad y poner nuestra fe en la Comunidad y en Nuestro Poder Superior.

14 de MAYO
ESTA BIEN SER "YO"
Una y otra vez los recién llegados han tratado de guardarse ciertos hechos de sus vidas: . . . se han acogido a ciertos métodos más fáciles . . . Pero no han aprendido lo suficiente sobre humildad . . .
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 67-68
Humildad suena mucho a humillación, pero realmente es la habilidad de poder mirarme a mí mismo - y aceptar honestamente lo que encuentre. Ya no necesito ser el "más ingenioso" ni el "más tonto" ni ningún "más". Por fin está bien ser "yo". Si comparto toda mi vida es más fácil aceptarme a mí mismo. Si no puedo compartir en las reuniones, es mejor que tenga un padrino - alguien con quien yo pueda compartir "ciertos hechos" que pueden llevarme otra vez a beber y a la muerte. Tengo que dar todos los Pasos. Necesito el Quinto Paso para aprender la verdadera humildad. Los métodos más fáciles no funcionan.

15 de MAYO
CONOCE A DIOS; CONOCE LA PAZ
Es evidente que una vida en la que hay resentimientos profundos sólo conduce a la sutileza y a la infelicidad . . . Pero con el alcoholismo, cuya esperanza es el mantenimiento y el desarrollo de una experiencia espiritual, este asunto de los resentimientos es infinitamente grave.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 62
Conoce a Dios;
Conoce la paz.
No hay Dios;
No hay paz.

16 de MAYO
NOSOTROS PERDONAMOS
Frecuentemente, mientras trabajábamos en este Paso con nuestros padrinos o consejeros espirituales, nos sentíamos capaces por primera vez de perdonar, sin importarnos la profundidad del daño que creíamos que nos habían causado. Nuestro inventario moral nos había persuadido de que era deseable un perdón general para todos, pero sólo cuando resueltamente afrontamos el Paso Cinco, vimos interiormente que podíamos disponernos a recibir el perdón y a otorgarlo.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 62
¡Qué gran sensación es el perdonar! Qué revelación de mi naturaleza emocional, psicológica y espiritual. No se necesita más que la disposición de perdonar; Dios hace el resto.

17 de MAYO
. . . Y PERDONAR
Bajo circunstancias muy difíciles, repetidas veces he tenido que disculpar a otras personas - y a mí mismo.
COMO LO VE BILL, p. 268
El perdón a sí mismo y el perdón a otros son solamente dos corrientes del mismo río, ambas obstaculizadas o detenidas completamente por la represa de los resentimientos. Una vez que se abre la represa, ambas corrientes pueden fluir. Los Pasos de A.A. me hacen posible ver cómo se han ido acumulando mis resentimientos, cortando así ese flujo en mi vida. Los Pasos facilitan el medio por el cual mis resentimientos - por la gracia de Dios, como yo lo concibo - pueden ser levantados.

18 de MAYO
LA LIBERTAD DE SER "YO"
Si nos esmeramos en esta fase de nuestro desarrollo, nos sorprendemos de los resultados antes de llagar a la mitad del camino. Vamos a conocer una libertad y una felicidad nuevas.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 78
Mi primera verdadera libertad es la libertad de no tener que tomar un trago hoy. si verdaderamente la deseo, practicaré los Doce Pasos, y a través de ellos me llegará la felicidad de esta libertad - algunas veces rápidamente, otras veces lentamente. Otras libertades vendrán después y el hacer un inventario de ellas es en sí una nueva felicidad. Hoy tengo una nueva libertad, la libertad de ser "yo". Tengo la libertad de ser el mejor yo que jamás haya sido.

19 de MAYO
DAR SIN ESPERAR NADA
Y se da perfecta cuenta de que su propia vida se ha enriquecido, como dividiendo por haber dado a otra persona sin exigirle nada a cambio.
COMO LO VE BILL, p. 69
Al principio de ingresar en el programa, la idea de dar sin condiciones era difícil de comprender. Cuando otros querían ayudarme, tenía sospechas. Pensaba, "¿Qué quieren ellos a cambio?" Pero pronto llegué a conocer la alegría de ayudar a otro alcohólico y a comprender por qué ellos estaban ahí para mí al principio. Cambiaron mis actitudes y quise ayudar a otros. Algunas veces me ponía inquieto porque yo quería que ellos supieran de las alegrías de la sobriedad, que la vida puede ser preciosa. Cuando mi vida está llena del Dios amoroso de mi entendimiento y doy amor a mis compañeros alcohólicos, me siento poseedor de una riqueza tan especial que es difícil de explicar.

20 de MAYO
UN DÍA A LA VEZ
Por encima de todo, toma las cosas un día a la vez.
COMO LO VE BILL, p. 11
¿Por qué me engaño a mí mismo diciéndome que tengo que alejarme de la bebida solamente por un día, cuando sé muy bien que nunca debo beber otra vez en mi vida? No me estoy engañando, porque un día a la vez es probablemente la única manera en que yo puedo alcanzar el objetivo a largo plazo de mantenerme sobrio.
Si me resuelvo a nunca más beber mientras viva, creo las condiciones para un fracaso. ¿Cómo puedo estar seguro de que no beberé cuando no tengo idea de lo que me espera en el futuro?
En el plan de un día a la vez, tengo la confianza de que puedo estar alejado de la bebida por un día. Así es que empiezo con confianza. Al fin del día tengo la recompensa de haberlo logrado. El haberlo logrado me hace sentir bien y me da el deseo de más.

21 de MAYO
UNA LISTA DE BENDICIONES
Un ejercicio que practico es el de tratar de hacer un inventario completo de mis bendiciones . . .
COMO LO VE BILL, p. 37
¿Por qué tenía que estar agradecido? Me retiré y empecé a hacer una lista de las bendiciones por las cuales yo no había tenido que hacer nada, empezando por haber nacido con una mente y cuerpo sanos. Hice un repaso de setenta y cuatro años de vida hasta el presente momento. La lista ocupó dos páginas y tardé dos horas en hacerla; incluí salud, familia, dinero, A.A. - toda la gama.
En mis oraciones todos los días le pido a Dios que me ayude a recordar mi lista, y a estar agradecido por ella todo el día. Cuando recuerdo mi lista de gratitud, es muy difícil llegar a la conclusión de que Dios me esté fastidiando.

22 de MAYO
PRIMER PASO
ADMITIMOS . . . ("Nosotros", la primera palabra del Primer Paso).
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 23.
Cuando yo bebía lo único en que pensaba era "yo, yo, yo" o "mi, mi, mi". Tal dolorosa obsesión con uno mismo, tal enfermedad del alma, tal egoísmo espiritual me tenía atado a la botella más de la mitad de mi vida.
La búsqueda de Dios y hacer Su voluntad un día a la vez empezó con la primera expresión del Primer Paso . . . "Nosotros". Había poder, fortaleza y seguridad en el plural y para un alcohólico como yo también había vida. Si yo hubiera tratado de recuperarme solo, probablemente habría muerto. Con Dios y con otro alcohólico tengo un propósito divino en mi vida . . . Me he convertido en un cauce del amor curativo de Dios.

23 de MAYO
SALUD ESPIRITUAL
Cuando es superado el mal espiritual, nos componemos mental y físicamente.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, . p. 60
Es muy difícil para mí aceptar mi enfermedad espiritual debido a mi gran orgullo disfrazado de mi éxito material y de mi poder intelectual. La inteligencia no es incompatible con la humildad, siempre y cuando yo coloque la humildad en primer término. Buscar el prestigio y la fortuna es la meta primordial par muchos en este mundo moderno. Estar a la moda y parecer mejor de lo que realmente soy es una enfermedad espiritual.
El reconocer y admitir mi debilidad es el principio de una buena salud espiritual. Pedirle a Dios todos los días que me ilumine, que reconozca Su voluntad y que tenga la fortaleza para cumplirla, es una señal de salud espiritual. Un síntoma de excelente salud espiritual es saber que cuanto más mejoro, más me doy cuenta de lo mucho que necesito la ayuda de los demás.

24 de MAYO
"FELIZ, ALEGRE Y LIBRE"
Estamos seguros de que Dios quiere que seamos felices, alegres y libres. No podemos endosar la creencia de que la vida es un valle de lágrimas, aunque en ocasiones haya sido justamente eso para muchos de nosotros. Pero es bien claro que nosotros mismos forjamos nuestra propia desgracia. Dios no lo hizo. Por lo tanto evite forjar deliberadamente una desgracia; pero si se presentan dificultades, aprovéchelas como oportunidades para demostrar la omnipotencia de El.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 122-123
Durante años yo creía en un Dios castigador y lo culpaba a El por mi desgracia. Me he dado cuenta de que debo dejar las "armas" de mi ego a fin de tomar la "herramienta" del programa de A.A. No me resisto al programa porque es un regalo y yo nunca me he resistido a recibir un regalo. Si algunas veces sigo resistiéndome, es porque todavía estoy aferrado a mis viejas ideas y " . . . el resultado es nulo".

25 de MAYO
GRATITUD PROGRESIVA
La gratitud debe ir adelante y no hacia atrás.
COMO LO VE BILL, p. 29
Estoy muy agradecido porque mi Poder Superior me ha dado una segunda oportunidad de vivir una vida digna. Por medio de Alcohólicos Anónimos se me ha devuelto la cordura. Las promesas se están cumpliendo en mi vida. Estoy agradecido por ser libre de la esclavitud del alcohol. Estoy agradecido por la tranquilidad de espíritu y por la oportunidad de desarrollarme, pero mi gratitud debe ir adelante y no hacia atrás. No puedo mantenerme sobrio con las reuniones de ayer o con las pasadas visitas de Paso Doce; tengo que poner mi gratitud en acción hoy .
Nuestro cofundador dijo que la mejor manera de demostrar nuestra gratitud es llevar el mensaje a otros. Sin acción, mi gratitud es solamente una emoción agradable. Tengo que ponerla en acción trabajando el Paso Doce, llevando el mensaje y practicando los principios en todos mis asuntos. Estoy agradecido por la oportunidad de llevar el mensaje hoy.

26 de MAYO
CONVERTIR LO NEGATIVO EN POSITIVO
Nuestro desarrollo espiritual y emocional en A.A. no depende tanto de nuestros éxitos como de nuestros fracasos y reveses. Si tienes esto en cuenta, creo que tu recaída tendrá por efecto el impulsarte hacia arriba y no hacia abajo.
COMO LO VE BILL, p. 184
Basándose en el dolor y la adversidad que nuestros fundadores experimentaron y superaron al establecer A.A., Bill W. nos dejó un claro mensaje: Las recaídas pueden ofrecer una experiencia positiva que nos encamine a la abstinencia y a una vida entera de recuperación. Una recaída da veracidad a lo que repetidamente oímos en las reuniones: "No te tomes ese primer trago". Refuerza la creencia en la naturaleza progresiva de la enfermedad, y nos hace apreciar la necesidad y la belleza de la humildad en nuestro programa espiritual. Las verdades simples me llegan de manera complicada cuando me dejo llevar por mi ego.

27 de MAYO
SIN CULPA SENSIBLERA
Día tras día tratamos de acercarnos un poco a la perfección de Dios. De modo que no tenemos que consumirnos con un sentimiento sensiblero de culpa . . .
COMO LO VE BILL, p. 15
Cuando descubrí por primera vez que en los Doce Pasos de A.A. no hay un solo "no", yo me desequilibré porque este descubrimiento abrió un portón gigantesco. Solamente entonces pude darme cuenta de lo que A.A. es para mí:
A.A. no es un programa de "no hagas" sino
de "haz".
A.A. no es ley marcial; es libertad.
A.A. no es lágrima por nuestros defectos,
sino sudor por arreglarnos.
A.A. no es penitencia; es salvación.
A.A. no es "pobre de mí" por mis pecados
pasados y presentes.
A.A. es "alaba a Dios" por el progreso que
estoy haciendo hoy.

28 de MAYO
LOS MISMOS DERECHOS
En alguna que otra ocasión, la mayoría de los grupos de A.A. se lanzan frenéticamente a inventar reglamentos. Pasado un tiempo, los temores y la intolerancia se apaciguan (y nosotros nos damos cuenta). No queremos privar a nadie de la oportunidad de recuperarse del alcoholismo. Deseamos ser tan inclusivos como podamos, nunca exclusivos.
LA TRADICIÓN DE A.A.: COMO SE DESARROLLO, p. 10-11-12
A.A. me ofreció una completa libertad y me aceptó por lo que soy. Ser miembro no dependía de la conformidad, del éxito financiero o de la educación, y por eso yo estoy muy agradecido. Frecuentemente me pregunto si yo ofrezco la misma igualdad a otros o si les niego la libertad de ser diferentes. Hoy trato de reemplazar mi temor y mi intolerancia por la fe, la paciencia, el amor y la aceptación. Yo puedo llevar estas virtudes a mi grupo de A.A., a mi hogar y a mi trabajo. Hago un esfuerzo para llevar mi actitud positiva dondequiera que voy.
No tengo ni el derecho, ni la responsabilidad de juzgar a otros. Según sea mi actitud, yo puedo ver a los recién llegados a A.A., a los miembros de mi familia y a mis amigos, como amenazas o como maestros. Cuando pienso en algunas de mis opiniones del pasado, veo muy claro el daño espiritual que me causaba mi fariseísmo.

29 de MAYO
VERDADERA TOLERANCIA
El único requisito para ser miembro de A.A. es querer dejar de beber.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 147
Oí por primera vez la forma corta de la Tercera Tradición en el Preámbulo. Cuando llegué a A.A. no podía aceptarme a mí mismo, a mi alcoholismo o a un Poder Superior. Si hubiera existido algún requisito físico, mental, moral o religioso para ser miembro, ya estaría hoy muerto. Bill W. dijo en una charla grabada acerca de las Tradiciones, que la Tercera Tradición es una carta de garantía para la libertad individual. Lo más impresionante para mí fue la sensación de aceptación por parte de los miembros que estaban practicando la Tercera Tradición tolerándome y aceptándome. Creo que la aceptación es amor y el amor es lo que Dios tiene dispuesto para nosotros.

30 de MAYO
NUESTRO OBJETIVO PRIMORDIAL
Mientras más se aferre A.A. a su objetivo primordial, mayor será la influencia bienhechora en todas partes.
A.A. LLEGA A SU MAYORÍA DE EDAD, p. 106
Reflexiono con gratitud sobre los primeros años de nuestra Comunidad y aquellos sabios y cariñosos "pioneros" que proclamaron la necesidad de no desviarnos de nuestro objetivo primordial, el de llevar el mensaje al alcohólico que aún sufre.
Deseo mostrar mi respeto a aquellos que trabajan en el campo del alcoholismo, teniendo siempre en cuenta que A.A. no apoya causas ajenas. Debo recordar que A.A. no tiene el monopolio de hacer los milagros, y sigo sintiéndome humildemente agradecido al Dios bondadoso que hizo que A.A. fuera posible.

31 de MAYO
DISPOSICIÓN PARA SERVIR A OTROS
Nuestra Sociedad . . . ha llegado a la conclusión . . . de que . . . tiene sólo una alta misión que cumplir: llevar el mensaje de A.A. a todos quienes aún ignoran que tienen salvación.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 160
La "luz" hacia la libertad resplandece en mis compañeros alcohólicos mientras unos a otros nos desafiamos a desarrollarnos. Los "Pasos" hacia el mejoramiento personal tienen pequeños comienzos, pero cada Paso es un escalón más de la "escalera" que va desde el abismo de la desesperación hacia una nueva esperanza. La honestidad se convierte en mi "herramienta" para soltar las "cadenas" que me atan. Un padrino, que es una persona que sabe escuchar, me puede ayudar a oír verdaderamente el mensaje que me guía a la libertad.
Le pido a Dios valor para vivir de tal manera que la Comunidad pueda ser un testimonio de sus favores. Esta misión me libera para compartir mis regalos de bienestar por medio de una disposición de espíritu para servir a otros.

Blogalaxia