Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

viernes, 11 de noviembre de 2011

MAX AUB. IMPOSIBLE SINAÍ

FRANCIS H. MELZINER
Nació en Nueva York el 4 de junio de 1945, hijo de un famoso talmudista. Educado en el respeto de la Torá, su pubertad coincidió con su pérdida de la fe. Sus padres lo enviaron a Israel quince días antes principiar las hostilidades que no había de ver concluir, el día de su mayoría de edad. Tenía un profundo sentido del humor y fuertes dolores de cabeza que con nada se aliviaban. Rubio, alto, de pelo rizado, labios gordezuelos y color cereza; barbilampiño. Murió de un ataque al corazón en el primer bombardeo

LAS 39 PROHIBICIONES DEL SABADO
(Shabbat 73 a.-VII.2.)


Los trabajos básicos son cuarenta menos uno: sembrar, labrar, cosechar, agavillar, batir el trigo, aventar, triar, moler, tamizar, amasar, cocer, esquilar, encender, cardar, teñir, hilar, urdir, hacer dos puntadas, tejer dos hilos,
anudar, desatar, coser dos puntos, rasgar para coser dos puntadas. Cazar ciervos, degollar, desollar, salar, curtir su piel, rasparla, cortarlo a trozos; escribir dos letras, borrar para escribir otras dos letras; edificar, derrocar, apagar, encender, forjar, trasladar de un lugar a otro.
Todos éstos son los trabajos básicos, en total: cuarenta menos uno.
En cambio puedes fusilar, lapidar, herir, cercenar, despeñar, apuntillar, ahorcar, ahogar, cegar, castrar, envenenar, degollar, flechar, diezmar, acochinar, linchar, amputar, destripar, dar fin, empalar, atormentar, agarrotar, colgar, herrar, empicotar, azotar, supliciar, crucificar, decapitar, fustigar, machacar, apalear, picar, morder, apuñalar, lacerar, cruzar la cara, poner como un pulpo, ametrallar, siempre que se trate de hombres, del viernes al sábado, de estrella a estrella. Todos éstos son los trabajos básicos, en total: cuarenta menos uno.


ESPEJO
He aquí la muerte
que a nada se parece.
Parece, tú, parece.
Estoy frente a la muerte,
frente a frente, en la frente.
¿La tuya? ¿La mía?
¿A qué se parece?
¿A la noche y al día?
¿Cómo es? ¿Qué color tiene?
¿Negra? ¿Por qué ha de serlo?
A lo mejor
es igual al desierto
pero mayor.
Como la vida misma,
pero más grande
Tal vez muerta de miedo
viéndose en un espejo
como yo.


Max Aub.
Imposible Sinaí

Blogalaxia