Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

jueves, 5 de enero de 2012

GESTALT

 Parte de nuestra personalidad es la del perro “bulldog” el cual es fuerte, guarda su casa celosamente (nuestro ego en este caso) y no permite que nadie penetre en la propiedad. Esta parte de nuestra personalidad es la criticona, mandona, controladora y nos presiona a que debemos cambiar ciertos aspectos de nuestra personalidad aunque nos resistamos a hacerlo. El otro aspecto de nuestra personalidad es la del “perrito callejero” que alguien ha pateado, ese perrito se siente incapaz de defenderse, se siente débil, resentido, tenso y sin manera de ayudarse a si mismo. Estos dos aspectos de nuestra personalidad son muy importantes tanto el uno como el otro y nosotros somos los responsables de encontrar el equilibrio en ambos roles. Ni apaleados ni matones, debemos estabilizar nuestra personalidad en un punto medio y aprender a defendernos de nosotros mismos y de los demás sin necesidad de ser agresivos.

Blogalaxia