Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

jueves, 14 de febrero de 2013

LA PUERTA UNIVERSAL DEL BODHISATTVA QUE ESCUCHA LOS CLAMORES DEL MUNDO


LA PUERTA UNIVERSAL DEL BODHISATTVA QUE ESCUCHA
 LOS CLAMORES DEL MUNDO

Capítulo 25 del Sutra del Loto

 En aquel tiempo, el Bodhisattva Pensamiento Infinito se levantó de su asiento y, descubriendo su hombro derecho, unió las palmas de sus manos frente al Buda y dijo:  “Santo Venerado por el Mundo, ¿por qué razón el Bodhisattva Kuan Yin (Avalokitesvara) es llamado ‘El que Escucha los Clamores del Mundo’?

El Buda contestó al Bodhisattva Pensamiento Infinito: “Buen hijo, si hubiese incontables cientos de miles de millones de seres vivientes sufriendo dolores y penurias que oyesen acerca de este Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo y con sus mentes unidas invocasen su nombre, el Bodhisattva que Escucha los Clamores de Mundo instantáneamente oiría sus voces y todos serían liberados.

Si hubiese alguien que mantuviese el nombre de ese Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo y cayese en un gran fuego, el fuego no lo quemaría debido a los poderes sobrenaturales de ese Bodhisattva majestuoso.

Si hubiese alguien que fuese llevado por la corriente de una gran inundación y pronunciase su nombre, inmediatamente alcanzaría un sitio de poca profundidad.

Si hubiese cientos de miles de millones de seres vivientes embarcados con oro, plata, lapislázuli, conchas, piedras preciosas, coral, ámbar, perlas y otros tesoros y un fuerte viento sacase su barco fuera de la ruta, llevándolos a la tierra habitada por demonios rakshasas y, si entre todos ellos hubiese aun una sola persona invocando el nombre del Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo, todas esas gentes se liberarían de la amenaza de los rakshasas. Por esa razón le llaman ‘El que Escucha los Clamores del Mundo’.

Si un hombre sintiese la amenaza de un asalto y dentro del peligro invocase el nombre del Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo, la espada del atacante se rompería en pedazos y él quedaría libre. Aun si el mundo entero estuviese lleno de yakshas y rakshasas afligiendo a la gente, y esos malvados demonios escuchasen a una persona invocar al Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo, ellos no podrían mirarlo con ojos maliciosos, mucho menos hacerle daño.

Más aún, si un hombre estuviese preso, culpable o no, amarrado con grilletes y cadenas, e invocase el nombre del Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo, sus cadenas se soltarían y él quedaría libre.

Si el mundo entero estuviese lleno de bandidos y ladrones y un negociante guiase un grupo de vendedores con valiosos tesoros por un camino peligroso y uno de ellos exclamase: “Hermanos, no tengan miedo. Invoquemos con la mente unida el nombre del Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo; este Bodhisattva es capaz de acabar con los temores de los seres vivientes. Al invocar su nombre, seremos liberados de los bandidos y ladrones.”  Si al oír esto, todo el grupo de vendedores con sus voces unidas dijesen:  “Namo al Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo”, con invocar su nombre serían liberados. Pensamiento Infinito, el poder sobrenatural de ese Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo es inmenso.

Si hubiese seres vivientes llenos de deseos y pasiones que invocasen con reverencia al Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo, serían liberados de sus pasiones. Si estuviesen llenos de ira e invocasen con reverencia al Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo, serían liberados de su ira. Si estuviesen llenos de ignorancia y estupidez e invocasen al Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo, serían liberados de su estupidez. Pensamiento Infinito, el poder sobrenatural de ese Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo confiere beneficios incalculables. Por lo tanto, todos los seres vivientes deberían tenerlo siempre en su mente.

Si una mujer desease un hijo varón y venerase al Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo y le presentase ofrendas, tendría un hijo varón, agraciado con méritos, virtudes y sabiduría. Si desease una hija, tendría una niña graciosa que en el pasado cimentó las raíces de la virtud y que sería querida y respetada ampliamente. Pensamiento Infinito, el poder de ese Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo es muy grande. Cuando un ser viviente se dedica a venerarlo y respetarlo y solicita sus bendiciones, no será en vano. Por lo tanto, todos los seres vivientes deben atesorar y mantener el nombre del Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo.

Pensamiento Infinito, supón que una persona atesorase y mantuviese los nombres de tantos Bodhisattvas que la cantidad igualase el número de granos de arena de sesenta y dos millones de ríos Ganges y durante toda su vida entregase a todos ellos ofrendas de comida, bebida, ropa, cama y medicinas. ¿Qué crees?  ¿Ganaría esa persona muchos méritos?”

“Muchísimos méritos, Santo Venerado por el Mundo,” respondió Pensamiento Infinito.

El Buda dijo: “Supón que una persona atesorase y mantuviese el nombre del Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo y se dedicase a reverenciarlo y venerarlo y le diese ofrendas una sola vez, los méritos de ambas personas serían exactamente iguales, sin ninguna diferencia, y no podrían ser consumados en cientos de miles de millones de kalpas. Pensamiento Infinito, el que atesora y mantiene el nombre del Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo ganará méritos y virtudes inmensos e ilimitados.”

El Bodhisattva Pensamiento Infinito dijo al Buda:  “Santo Venerado por el Mundo, ¿a qué se debe que el Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo se mantiene yendo y viniendo a este mundo Saha? ¿De qué manera predica la Ley para salvar a los seres sintientes?  ¿Cuáles son sus características y sus métodos hábiles?”

El Buda respondió al Bodhisattva Pensamiento Infinito:  “Buen hijo, si los seres vivientes de un reino tuviesen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un Buda, el Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo se manifiesta como un Buda y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un Pratyeka-buda1, él se manifiesta como un Pratyeka-buda y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un sravaka2, él se manifiesta como un sravaka y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de Brahma3, él se manifiesta como Brahma y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de Sakra4, él se manifiesta como Sakra y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de Ishvara5, él se manifiesta como Ishvara y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de Mahesvara6, él se manifiesta como Mahesvara y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un gran general celestial, él se manifiesta como un gran general celestial y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de Vaishravana7, él se manifiesta como Vaishravana y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un rey menor, él se manifiesta como un rey menor y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un anciano, él se manifiesta como un anciano y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un ciudadano común, él se manifiesta como un ciudadano común y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un ministro de estado, él se manifiesta como un ministro de estado y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un brahmán8, él se manifiesta como un brahmán y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un monje o monja o un creyente laico, él se manifiesta como un monje, una monja o un creyente laico y les predica la ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de la esposa de un anciano, de un hombre de familia, de un ministro o brahmán, él se manifiesta como tales esposas y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un joven o una joven, él se manifiesta como un joven o una joven y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por alguien en el cuerpo de un deva9, dragón, yaksha10, gandharva11, asura12, garuda13, kimnara14, mahoraga15, ser humano o ser no humano, él se manifiesta como tales y les predica la Ley. A los que tienen que ser salvados por un sostenedor del Vajra él se manifiesta como un sostenedor del Vajra y les predica la Ley. Pensamiento Infinito, este Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo acumuló tantos méritos que para salvar a los seres sintientes puede intervenir en muchas tierras a través de diferentes formas. Por lo tanto, tú y los demás, con la mente unida, deben expresar su respeto y dar ofrendas al Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo. Este Bodhisattva y Mahasattva que Escucha los Clamores del Mundo es capaz de otorgar fortaleza a los que sufren miedos y penurias. Por esta razón, todos los seres del mundo Saha le conocen por ‘El que Otorga Fortaleza’.

El Bodhisattva Pensamiento Infinito dijo al Buda: “Santo Venerado por el Mundo, ahora quiero dar una ofrenda al Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo.” Entonces, quitó de su cuello un collar de gemas preciosas de un valor de cien mil piezas de oro y lo presentó al Bodhisattva diciendo:  “Señor, en el nombre del Dharma, acepte este collar de gemas preciosas como un regalo.” Sin embargo, el Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo no lo quiso aceptar.

El Bodhisattva Pensamiento Infinito se dirigió de nuevo al Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo, diciendo: “Señor, tenga compasión por nosotros y acepte este collar.”

Entonces, el Buda dijo al Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo: “Ten compasión por este Bodhisattva Pensamiento Infinito y por los cuatro grupos de creyentes, por los seres celestiales, dragones, yakshas, gandharvas, asuras, garudas, kimnaras, mahoragas, seres humanos y seres no humanos y acepta este collar.”

El Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo, al tener compasión por los cuatro grupos de creyentes, por los seres celestiales, dragones, seres humanos y no humanos, aceptó el collar y, dividiéndolo en dos mitades, ofreció una parte al Buda Shakyamuni y la otra a la torre del Buda Prabhutaratna.

“Pensamiento Infinito, éstos son los excelentes poderes sobrenaturales que el Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo emplea durante su ida y venida por el mundo Saha.”

En aquel tiempo, el Bodhisattva Pensamiento Infinito expuso su inquietud de nuevo en forma de verso:

“Santo Venerado por el Mundo,
repleto de todas las señales místicas,
deseo preguntar una vez más,
¿por qué causa este hijo del Buda
es llamado El que Escucha los Clamores del Mundo?”

El Santo Venerado, repleto de todas las señales místicas,
contestó a Pensamiento Infinito en forma de verso:

“Oye los actos del que Escucha los Clamores,
que responde a todas las regiones;
Sus vastos votos son profundos como el mar,
y aunque pasen incontables kalpas, los mantiene firmes.
Sirviendo a miles de millones de Budas, pronunció sus grandes
y puros votos.

Te diré brevemente que quien oye Su nombre, contempla Su imagen
y lo mantiene en mente sin cesar,
llegará a vencer los pesares de la existencia.

Aunque algunos, en un intento malvado,
lo arrojasen a un abismo de fuego,
al invocar el poder del que Escucha los Clamores,
el abismo de fuego se convertiría en un estanque.

Si fuese lanzado al profundo mar,
expuesto al peligro de dragones, peces y demonios,
al invocar el poder del que Escucha los Clamores,
las olas no lograrían ahogarlo.

O si, desde la cima del Monte Sumeru
fuese empujado al vacío,
al invocar el poder del que Escucha los Clamores,
como el sol quedaría suspendido en el aire.

O si fuese perseguido por un malvado
que le arrojase desde el Monte Diamante,
al invocar el Poder del que Escucha los Clamores,
no perdería ni un cabello.

Si cayese en medio de bandidos
que le amenazasen con cuchillos,
al invocar el poder del que Escucha los Clamores,
la compasión sacudiría el corazón de los malhechores.

Si tuviese problemas con la ley
y enfrentase el castigo de la ejecución,
al invocar el poder del que Escucha los Clamores,
la espada del ejecutor se rompería en pedazos.

Si cayese preso, amarrado con cadenas,
piernas y brazos atados con grilletes y palos,
al invocar el poder del que Escucha los Clamores,
las cadenas se soltarían dejándolo libre.

Si fuese víctima de magia negra o venenos,
en un intento de dañar su cuerpo,
al invocar el poder del que Escucha los Clamores,
todo recaería en quien originó el daño.

Si se encontrase con rakshasas malvados,
demonios y dragones venenosos,
al invocar el poder del que Escucha los Clamores,
ninguno se atrevería a causarle daño.

Si fuese rodeado de bestias malvadas
con colmillos y garras terribles,
al invocar el poder del que Escucha los Clamores,
se dispersarían hacia todas las direcciones.

Si le amenazasen lagartos, culebras, víboras y escorpiones
lanzando su aliento venenoso como llamas,
al invocar el poder del que Escucha los Clamores,
se retirarían al oír Su voz.

Si se encontrase bajo granizos y diluvios,
en medio de truenos y relámpagos,
al invocar el poder del que Escucha los Clamores,
el mal tiempo enseguida se disiparía.

Los seres vivientes, oprimidos y acosados,
aplastados por sufrimientos inmensos,
pueden salvarse de sus pesares;
el poder de la sabiduría mística del que Escucha los Clamores
acabará con su dolor.

Dotado de poderes sobrenaturales,
emplea con sabiduría sus métodos hábiles ampliamente.
en todas las tierras de las diez direcciones;
no hay región donde Él no se manifieste.

En los niveles bajos de existencia,
en los reinos infernales, de espíritus infelices y de animales,
el sufrimiento del nacer, envejecer, enfermarse y morir,
todo esto Él lo acaba poco a poco.

El de la verdadera contemplación, de la pura contemplación,
de la contemplación llena de sabiduría, que abarca todo,
de la contemplación llena de piedad, de la contemplación llena
de compasión,
al que constantemente imploramos, al que constantemente
invocamos.

Luz pura, libre de defecto,
Sol de Sabiduría, que destruye la oscuridad,
Sojuzgador de vientos, fuegos y pesares,
Iluminador del mundo entero.

Precepto de piedad, Trueno que estremece,
Su compasión se manifiesta como una gran nube,
desparramando néctar espiritual como lluvia
que apaga las llamas de los pesares.

Si alguien tiene que enfrentar un problema judicial,
o teme la acción de la fuerza militar
e invoca el poder del que Escucha los Clamores,
todos sus enemigos se dispersarán.

Voz maravillosa, Voz del que Escucha los Clamores,
Voz de Brahma, Voz del movimiento del mar,
Voz sobresaliente entre los sonidos del mundo,
mantengámosle presente, sin dudar jamás.

El que Escucha los Clamores del Mundo, puro y santo,
ofrece ayuda y soporte a los que sufren dolores,
penurias, muertes y calamidades.
Dotado de méritos infinitos, lo contempla todo con ojos compasivos.
Océano de bendiciones sin límites, con reverencia nos postramos ante Él.”

En ese momento el Bodhisattva Sostenedor de la Tierra se levantó de su asiento, se acercó al Buda y dijo: “Santo Venerado por el Mundo, si en el futuro hubiese seres vivientes que escuchasen estas acciones supremas que manifiestan la Puerta Universal y los amplios poderes trascendentales del Bodhisattva que Escucha los Clamores del Mundo mencionados en ésta enseñanza, debe saberse que los méritos de esas personas no serán pocos.”

Cuando el Buda dio esta enseñanza de la Puerta Universal, todos los ochenta y cuatro mil seres vivientes presentes en la asamblea concentraron sus mentes para alcanzar el estado de anuttara-samyak-sambodhi (Iluminación perfecta), que no se compara con nada.

Blogalaxia