Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

jueves, 21 de marzo de 2013

Gurdjieff, Perspectivas desde un mundo real


NUEVA YORK, 24 DE FEBRERO, 1924
El hombre está sujeto a muchas influencias, que se pueden dividir en dos categorías: primero, las que resultan de causas químicas y físicas, y segundo, las que en su origen son asociativas y son el resultado de nuestro acondicionamiento. Las influencias físico-químicas son materiales en su naturaleza y resultan de la mezcla de dos substancias, que produce algo nuevo. Surgen independientemente de nosotros". Actúan desde afuera.
Por ejemplo, las emanaciones de alguien se pueden combinar con las mías; la mezcla produce algo nuevo. Y esto es verdad no sólo en lo que se refiere a las emanaciones externas, la misma cosa también sucede dentro de un hombre. Quizás han notado que se sienten a gusto o incómodos cuando alguien está sentado junto a ustedes. Cuando no hay armonía nos sentimos incómodos.
Cada hombre tiene diferentes clases de emanaciones con sus propias leyes que permiten varias combinaciones. Las emanaciones de un centro forman varias combinaciones con las emanaciones de otro centro. Esta clase de combinaciones son químicas. Las emanaciones varían, hasta dependen de si tomé té o café.
Las influencias asociativas son completamente diferentes. Si alguien me empuja, o si llora, la acción que resulta en mí es mecánica. Pone en marcha algún recuerdo y este recuerdo o asociación hace surgir en mí otras asociaciones, y así sucesivamente. Debido a este shock, mis sentimientos y mis pensamientos cambian. Tal proceso no es químico sino mecánico. Estas dos clases de influencias vienen de cosas que están cerca de nosotros. Pero también hay otras influencias que vienen de grandes centros, tales como la tierra, los planetas y el sol, en donde operan leyes de un orden diferente. Al mismo tiempo hay muchas influencias de estas grandes entidades que no pueden alcanzamos si estamos enteramente bajo la influencia de cosas pequeñas.Gurdjieff, Perspectivas desde un mundo real

Blogalaxia