Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

miércoles, 21 de agosto de 2013

EL PERDÓN.

Según Bert Hellinger, al pedir perdón le estoy pidiendo a la otra persona que haga el trabajo por mí, que deje atrás todo lo que ocurrió, se olvide de mi falta y así tal vez en el futuro yo la pueda volver a cometer. Al decir un honesto y del corazón: “Lo siento”, indica que yo ya he hecho ese trabajo, ya me di cuenta que hice algo mal. Al decir "Lo siento" en lugar de “perdón” el otro no necesariamente me tiene que perdonar...

Al sentirme mal por lo ocurrido, puedo comenzar a buscar el perdón de mí mismo. Tal vez la otra persona nunca encuentre ese sentimiento y la relación (amistad, noviazgo, matrimonio, etc.) se corte.

Lo realmente importante al suceder algo que se considera un error, es comenzar a pensar. ¿Qué hice mal yo para que el otro se enojara así conmigo? ¿Qué está diciendo de correcto que me pueda servir? Al hacer este análisis, al buscar mis errores y los aciertos del otro, es cuando más aprendo, si me quedo con mi propia versión, realmente me hago de una imagen limitada. Pero, al ver ambas posiciones, puedo aceptar mi responsabilidad por el error y agradecer al otro por la enseñanza.


Luego, resulta más fácil decir “lo siento” por lo que hice y “gracias” por la enseñanza de vida (siempre hay una, hasta en las discusiones más tontas). El perdón es entonces un proceso interno... Me perdono porque me arrepiento de haber hecho o dicho lo que hice o dije, que causó daño o malestar en el otro... Al sentir el arrepentimiento debo entonces hacerme responsable (asumir el hecho y sus consecuencias) y de ser posible tratar de resarcir el error, pero, lo más importante es no volver a cometerlo... Curiosamente, el perdón hacia sí mismo suele ser muy difícil de lograr, pero no es imposible, no pierdas la fe.

Visto en FB.

Blogalaxia