Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

miércoles, 12 de febrero de 2014

COMO ROMPER SU ADICCIÓN A UNA PERSONA (Howard Halpern). HAMBRE DE CARIÑO.

EL FUNCIONAMIENTO DE LA ADICCIÓN: EL OBJETO DE MI AFECTO.

Para la mayoría de la gente, el Hambre de cariño no conduce a adherirse a nadie. Es más selectiva que esto. Quizás nos sintamos amigables con algunas personas y atraídos hacia otras, pero no se convierten necesariamente en el objeto de nuestra Hambre de cariño. Normalmente, hay alguna cualidad especial que una persona debe tener para atraer y retener nuestra Hambre de cariño. Para cada uno de nosotros, esta cualidad es distinta, pero una persona que la tenga se convierte en lo que llamamos la Persona fetiche del cariño. Esta persona debe tener Atributos especiales, los cuales categorizamos así:

1. Atributos físicos La mayoría de la gente suele sentirse más atraída por un tipo físico que otro, y puede que no se trate solamente de una simple atracción sexual. Para cada uno de nosotros, algunos atributos físicos pueden atraer directamente nuestras necesidades de cariño.

2. Rasgos de personalidad: Si piensa en las personas con las que se ha sentido íntimamente unido en una relación amorosa, las posibilidades son que tengan mucho en común. Además del hecho de que muchas pueden compartir atributos físicos similares, también pueden tener rasgos de personalidad característicos.

3. La forma en que se comporta con usted: Algunas personas son afortunadas -se sienten atraídas por personas que las
tratan bien. Hay otros matices acerca del comportamiento de una persona con usted más allá de si le trata bien o mal: «Me hace reír mucho y esto me encanta». «Se puede confiar en ella. Si dice que hará algo, seguro que lo hará». «Actúa como un niño pequeño conmigo -de manera irresponsable y poco de fiar. Pero debe de gustarme porque siempre he escogido hombres así». «Ella es como todas las mujeres con las que he salido —egocéntrica, egoísta y fría como una estatua». «Ella me acepta como soy y me deja el espacio que necesito. Nunca me involucro con mujeres que me cargan de exigencias».

Cuando las cualidades que le acercan a una persona están presentes, ya sea en rasgos físicos o de personalidad, o en la forma que la persona se relaciona con usted, ello puede conducirle a un vínculo tan fuerte, tan adictivo que, incluso si la relación es restrictiva y destructiva, puede encontrarla inmensamente difícil de romper o cambiar. ¿De dónde procede el poder de esta Persona fetiche del cariño? ¿Cuáles son las raíces de esta atracción en usted?.

Probablemente, todo el mundo tiene tendencia a tener Fetiches de cariño porque todo lo que significa es que cada uno, probablemente, nos vemos atraídos de forma lógica por personas con determinadas cualidades más que con otras cuando buscamos la gratificación de nuestras necesidades de cariño.

La existencia de estos fetiches no es, en sí misma, una causa de preocupación. La mayoría de los Fetiches de cariño son bastante inofensivos, salvo que pueden tender a descartar relaciones íntimas con otras personas perfectamente adecuadas. Puede haber un valor positivo en estos fetiches si le conducen a una relación buena y creciente, porque pueden crear una interacción de especial belleza y profundidad de compromiso. De hecho, donde hay un componente fuerte de Fetiche de cariño con una relación razonablemente compatible, el poder de dicha atracción puede formar un vínculo que puede mantener a la pareja junta en las tormentas y tensiones a las que se enfrenta cualquier pareja de humanos que intenten pasar por la vida juntos. Los Fetiches de cariño se convierten en perjudiciales cuando hay un fracaso inevitable y una derrota (como verse atraído por la avaricia de alguien o la no disponibilidad de alguien), o cuando las cualidades del fetiche tienen  tanto poder magnético que le atan a una relación que, debido a otros aspectos, es perjudicial para usted. Y, cuando ocurra esto, tendrá que trabajar en la reducción del poder de estas cualidades fetichistas para que pueda ser libre de formar una relación con un abanico de personas más amplio y más
satisfactorio. Se trata de una tarea difícil, pero no imposible.


Blogalaxia