Estudios recientes han demostrado que aquellas personas por las cuales se reza se recuperan antes o consiguen salir de una situación difícil con mayor facilidad que aquellas por las que no se reza. Desde este humilde blog queremos aportar nuestro granito de arena y unir nuestra oración a la de todos aquellos que lo pidan. Podeis enviar vuestras peticiones a mtgaliana@hotmail.com. Gracias. Maite Galiana

miércoles, 4 de marzo de 2015

OBSESIÓN ROMÁNTICA. ADICTOS AL SEXO Y AL AMOR ANÓNIMOS

Obsesión romántica
Las obsesiones románticas pueden darse debido a obsesiones sexuales, el inicio o el fin de una relación, o una fijación insalubre en otra persona con quien podríamos tener o no una relación.
La naturaleza adictiva de la obsesión- sin importar el foco, siempre tiene una característica impulsiva e implacable. Las obsesiones pueden distorsionar tanto nuestro pensamiento como nuestro comportamiento y conducirnos en una dirección que quebranta nuestra dignidad o integridad como persona.
Un programa de recuperación, no garantiza la relación romántica idealizada que nuestra enfermedad ansía. Sin embargo, trabajando los Doce Pasos podemos comenzar a contrarrestar los comportamientos destructivos y de autodesprecio que acompañan a la obsesión.
Una vez que hemos llegado a estar dispuestos a rendirnos y a tomar acciones saludables podemos ser guiados, de manera segura, de regreso a la cordura y ser liberados de la esclavitud de la obsesión romántica.
Las siguientes son algunas de las formas en las que las obsesiones podrían afectarnos:

Las obsesiones románticas pueden distorsionar nuestra percepción.
- Pueden impedirnos ver a la persona objeto de nuestra obsesión como realmente es.
- Podrían inducirnos a idealizar, glorificar y a otorgarle poder a la otra persona.
- Podrían inducirnos a satanizar a la persona objeto de nuestra obsesión o a generarnos resentimientos hacia ésta.
- Podrían inducirnos a proyectar en la otra persona cualidades que ésta no tiene.
- Pueden provocarnos un modo de pensar ilusorio y negación de la enfermedad.
- Pueden hasta convencernos de que moriremos sin la otra persona.

Las obsesiones románticas pueden distorsionar la realidad
 - Nos dicen que la otra persona puede hacernos sentir seguros y satisfechos
- Nos dicen que nuestra paz mental depende de que ellos nos reconozcan o nos den lo que queremos
- Nos dicen que “amamos” a la otra persona aunque tal vez no respetemos sus límites o defectos.
- Podrían decirnos que la persona representa un estilo de vida que queremos pero que no es negado en este momento
- Hacen parecer nuestras amistades como sosas y sin sentido.
- Nos dicen que esta persona nos está juzgando y que le parecemos un fracaso, inadecuado/a o patético/a
- Demandan lealtad a la persona aun si ésta nos ignora, lastima o quebranta.
- Nos hace arrogantes al decirnos que otras personas no pueden entender nuestro dolor



Blogalaxia